Una redirección 301 para dominarlos a todos

Hoy vamos a conocer las redirecciones, y en concreto la redirección 301 un recurso muy útil para los SEOs que nos permite redireccionar tráfico de un dominio a otro o de una URL a otra de forma permanente.

Pero las 301 son mucho más que simples redirecciones nos permiten migrar una web sin problemas, modificar la arquitectura web, fusionar dos o más páginas… y todo ello sin perder autoridad o link juice, en teoría.

¿Qué es una redirección 301?

Las redirecciones son simplemente una regla que podemos configurar en nuestro servidor web a través del archivo .htaccess (como veremos a continuación) y que nos permiten redireccionar el tráfico de la web, es decir, si un usuario llega a dominioantiguo.com podemos enviar a dominionuevo.com.

Es un recurso muy utilizado en SEO, cuando hacemos una migración de dominio podemos mantener el tráfico que llegue al antiguo dominio y con una redirección 301 que es permanente, Google entiende (cuando quiere!) que tiene que traspasar toda la autoridad del antiguo dominio al nuevo.

También si quieres cambiar el blog por ejemplo de midominio.com a midominio.com/blog para crear una página de empresa al inicio, puedes redireccionar todo el tráfico que recibieras por midominio.com/post/1, midominio.com/post/2 a midominio.com/blog/post/1, midominio.com/blog/post/2, etc.

¿Cuándo usar una redirección 301?

Las posibilidades a la hora de usar una redirección 301 son casi infinitas y depende de las necesidades de cada web, pero aquí te voy a dejar una lista de ideas y ejemplos para usar una redirección 301 que te pueden ayudar.

Redireccionar de WWW a dominio SIN WWW

Uno de los errores más clásicos y que a la vez te pueden traer bastantes problemas es el encontrar indexado en Google la versión www.dominio.com y dominio.com, Google los interpreta como páginas distintas, por tanto, lo interpreta como contenido duplicado.

Estás creando contenido duplicado de tu propio contenido, esto sin duda, va a lastrar tu posibilidad de crecimiento y la forma de solucionar este error es muy sencilla con una redirección 301.

RewriteCond %{HTTP_HOST} ^www.midominio.com

RewriteRule ^(.*)$ https://midominio.com/$1 [R=301,L]

También ten en cuenta que en la herramienta Google Search Console (GSC) puedes especificar qué versión de tu web (con www o sin www) quieres que Google tenga en consideración.

Salir de una penalización

Otro de los aspectos donde una redirección 301 es salir de una penalización de Google, si has probado a mejorar la propia web para salir de la penalización pero no lo consigues podrías tratar de usar un nuevo dominio con toda la web antigua, la técnica es la siguiente:

Si tenemos una web penalizada por Google por alguno de sus algoritmos (Penguin, Panda, etc…), podemos coger todo el contenido y migrar a uno nuevo, a la vez realizar una redirección 301 de un dominio a otro.

Tendremos un nuevo dominio sin penalización (a veces se puede incluso usar dos redirecciones 301 con 2 dominios de por medio) con contenido original y relevante.

Ojo! Si la web fue penalizada por enlaces aprovecha y haz un disavow antes de hacer esta técnica porque sino en breve podrías estar penalizado de nuevo, o si fue por thin content aprovecha para mejorar los contenidos antes de la migración.

Migración de dominio

Cuando migramos de un dominio antiguo a uno nuevo, podemos redirigir todo el tráfico que llega al antiguo dominio hacia el nuevo, si mantenemos la misma estructura podemos añadir la siguiente regla en el fichero .htaccess

Redirect 301 dominioantiguo.com dominionuevo.com

Esto en el caso más sencillo, que hayas mantenido la estructura original de las URLs, ej:

http://www.dominio.com/entrada/ejemplo-de-entrada/ -> http://www.nuevodominio.com/entrada/ejemplo-de-entrada/

Sin embargo, si la estructura de las URLs es nueva debes elaborar unas reglas para .htaccess para cada coincidencia, recuerda que puedes usar expresiones regulares no hace falta que crees una redirección por cada URL.

http://www.dominio.com/entrada/ejemplo-de-entrada/ -> http://www.nuevodominio.com/post/ejemplo-de-entrada/

Unir dos o más páginas

A veces puede sernos útil la posibilidad de unir dos o más páginas en una sóla, imagina que tienes 3 micro nichos relacionados con la cosmética tales como (dominios inventados): trucosmaquillaje.com, cremasparalacara.com, sombrasdeojos.com.

Al tratarse de micro nichos, las posibilidades de crecimiento son limitadas, y no tendría mucho sentido hablar por ej, de estilos de peinados en el dominio sombradeojos.com

Un camino con sentido sería crear un mega nicho en el que agrupar todo el contenido de los tres micro nichos, a la vez con las redirecciones 301 obtendremos la autoridad, link juice y backlinks de los 3 micro nichos a una sola web, por ejemplo: bellezatotal.com en el que podríamos abarcar muchos otros temas para seguir creciendo.

Redirect 301 trucosmaquillaje.com bellezatotal.com/categoria/maquillaje

Redirect 301 cremasparalacara.com bellezatotal.com/categoria/cremas

Redirect 301 sombrasdeojos.com bellezatotal.com/categoria/maquillaje

Esas podrían ser las reglas a usar si decidimos clasificar el contenido de los tres micro nichos en 2 categorías distintas por similitud, maquillaje y cremas.

Aprovechar la autoridad de los dominios expirados

Como hemos visto antes, al hacer una redirección 301 Google entiende (cuando le parece!) que la autoridad del viejo dominio debe transferirse al nuevo y lo hace con un porcentaje bastante elevado de la autoridad que tuviera.

Hecha la ley, hecha la trampa. Los SEOs vamos como locos a buscar y registrar dominios expirados con autoridad, esto son, dominios que tengan una autoridad elevada (DA, DR, PA, TF, etc …), que reciban un buen número de backlinks de autoridad de otros dominios y que por lo que sea el anterior dueño ha dejado caducar.

Una vez tengas registrado ese dominio (de la misma temática si quieres que la técnica funcione mejor), puedes hacer una redirección 301 a otro dominio al que quieras pasarle autoridad para posicionar mejor, si además tuviera tráfico también lo enviarías.

Ojo, esta técnica debes usarla con precaución, además Google ahora tarda más tiempo en hacer efectiva la redirección y transferir la autoridad en el caso de que lo haga, no siempre.

Cómo hacer una redirección 301

Hay varias formas de hacer una redirección 301, lo puedes hacer desde el cPanel directamente desde tu servidor web, con un plugin desde WordPress (como el Redirection) o la mejor forma para mi, directamente en el .htaccess (que es lo más rápido).

Para escribir las reglas en el .htaccess basta con conocer una sintaxis básica (puedes avanzar todo lo que quieras, las posibilidades de este fichero son enormes), pero si te da miedo puedes recurrir a herramientas como esta que te permite introducir las URLs y ella te crea el código necesario para introducir en el .htaccess.

En el .htaccess

Es la forma más rápida, ya que es de los primeros ficheros que procesar el servidor, así el tiempo de espera hasta que se realice la redirección y el usuario tenga que esperar es casi inexistente.

Ojo! Antes de realizar cualquier cambio en este fichero es importante que realices una copia de seguridad, una regla mal escrita podría impedir que tu página web se cargara de forma correcta e impedir el acceso de todo el tráfico a la web.

¿Qué es el fichero .htaccess?

Es un fichero de texto oculto (lleva un . delante) que utilizan los servidores web Apache para establecer reglas y normas en el tráfico que llega a la página web.

Existe un .htaccess por cada web, o subdominio, y la forma de inicializarlo es con la siguiente línea al inicio del texto:

RewriteEngine On – Activamos el módulo mod_rewrite

Ahora ya podemos añadir las reglas de redirección.

Redirección 301 en el .htaccess

Añadir redirecciones a nuestro fichero .htaccess es muy sencillo, basta con añadir el comando «Redirect» seguido de la ruta o URL que queramos trabajar.

Ej: Redirect 301 /url-antigua/ http://www.dominio.com/url-nueva

Redireccionará todo el tráfico que llegue a /url-antigua a http://www.dominio.com/url-nueva

Fíjate que hace uso de una ruta y no una URL completa, de esta forma, el dominio daría igual, trabajaría con cualquier dominio.

Otros tipos de redirecciones

Aunque la redirección 301 es la más conocida a nivel de SEO por los beneficios que hemos visto que aporta a nuestra web, lo cierto es que existen más redirecciones estandarizadas que nos pueden ser muy útiles en determinados momentos.

302 – Una redirección igual que la 301 con la diferencia de que ésta no es permanente sino temporal, así Google no transferirá la autoridad porque entiende que es algo temporal y que la web antigua volverá a estar accesible en X tiempo.

¿Para qué puede ser útil una redirección 302? Imagina que tienes un ecommerce de pesca y tienes un producto que es muy demandado y te lleva muchas visitas desde Google (caña de iniciación, por ejemplo!), en ese momento se te ha agotado el stock y no vas a reponer hasta dentro de 2 meses.

Una buena idea es hacer una redirección 302 temporal desde esa URL a otra URL similar con el mismo producto, caña de iniciación, pero de otro modelo, de esta forma el usuario llega de forma transparente a esa URL, Google seguirá posicionando bien la URL previa, y no pierdes ventas al aterrizar el usuario en la página de producto sin tener que hacer ningún click.

307 – Son similares a las 302, han aparecido de forma reciente y explícitamente indican a Google (o cualquier otro rastreador) que la página no se encuentra de forma temporal pero que en X tiempo volverá a estar disponible para el rastreo.

404 – Es el típico código de error, que el servidor web muestra cuando no encuentra la URL indicada, o el fichero no existe u otro error.

Ir arriba