¿Qué es Pop-up y por qué debería usarlo en tu proyecto web?

Estamos tan acostumbrados a verlos cuando navegamos a través de Internet que muchas veces hasta nos pasan desapercibidos.

Los pop-ups son un tipo de recurso muy utilizado en marketing online para dar a conocer diferentes promociones y captar a clientes potenciales. Se pueden adaptar a diferentes proyectos, como puede ser un eCommerce o un blog y, si se gestionan bien, pueden ayudarte a incrementar las ventas de tu proyecto de una forma importante.

Si todavía no los estás utilizando, estás perdiendo muchas oportunidades. En este artículo te enseñamos todo lo que debes saber sobre ellos:

¿Qué son los pop-ups?

Un pop-up es aquella ventana emergente que aparecerá cuando estemos navegando en una web. La puede bloquear completa o parcialmente, obligando al usuario a interactuar con ella si quiere seguir visualizando el contenido.

Podríamos estar hablando de un pop-up tipo recordatorio que informe de una oferta de bienvenida, o de los beneficios que se recibirá si dejamos nuestro correo electrónico en la newsletter.

Estos pop-ups se pueden programar en base a las necesidades de cada webmaster: por ejemplo, podríamos hacer que “salten” a los 20 segundos.

Su principal propósito es introducir el buyer persona en el embudo de ventas. Se suele usar (o, por lo menos, se debería) un tipo de pop-up que tenga relación con el estilo de la web, atractivo, y capaz de ofrecer algo que no se pueda encontrar de ninguna otra manera en la plataforma (o que, por lo menos, no sea intuitivo).

Van muy unidos a los Lead Magnet, por lo que es importante informarte sobre todo lo que comprende dicho concepto. En resumidas cuentas, un lead magnet es un tipo de contenido que se le da al visitante de una página a cambio de que nos dé información de contacto para que pase a formar parte de nuestra BD.

Tipos de pop-up

Para un visitante, todos los pop-ups parecerán iguales (en especial, si resultan muy molestos). Sin embargo, se pueden diferenciar 2 grandes tipos:

  • Pop-up: es el más habitual, aquel que se presenta como una ventana emergente acompañada con el contenido con el que se desea que se haga una determinada acción. Esta ventana será independiente del contenido, una nueva pestaña.
  • Pop-In: en cambio, el Pop-In es bastante similar al concepto anterior, con la diferencia de que el recurso que se lanza estará en la propia web, y no en una adicional.

La importancia de los pop-ups en el marketing online

El marketing online comprende diferentes estrategias que pretenden elevar las ventas sobre un determinado producto o servicio. Los pop-ups no son nuevos de ahora, pero si que es verdad que han evolucionado mucho con el paso del tiempo. Como funcionan bastante bien, las tendencias nos dicen que se seguirán usando.

  • Se emplean para lanzar promociones y ofertas variadas: si tenemos alguna promoción a la que le queremos dar salida, o que queramos usar para enganchar al usuario, podemos lanzarla en forma de pop-up.
  • También se pueden usar como vía de captación de e-mails: podemos lanzar un pop-up en el que recompensemos al usuario a cambio de que nos deje su e-mail. Una vez que lo tengamos, podemos crear una completa base de datos para lanzar ofertas de manera masiva.
  • Es posible lanzar pop-ups para crear imagen de marca: por ejemplo, si eres autónomo, podrías crearlos para ofrecer servicios.

Algunas plataformas (aquellas que ya han alcanzado una cierta notoriedad) pueden ganar algo de dinero dando la posibilidad a terceros de colocar publicidad en la plataforma, en forma de pop-up.

Pero cuidado… lo cierto es que los pop-ups es un tipo de publicidad intrusiva que no suele gustar demasiado a los lectores. Es interesante agregarlos tan solo en lugares claves y puntuales. Si inundamos la página de pop-ups, te aseguramos que el cliente se decantará por una opción de la competencia, y perderás importantes visitas y clicks.

Pros y contras de los popups

Pero, como cualquier recurso de marketing online, entraña unos determinados pros y contras que deben tenerse en cuenta, y que vamos a sopesar a continuación:

Pros

  • Atraen al usuario: estas ventanas nos pueden gustar más o menos, pero es innegable que nos atraen. Es imposible que no les prestemos atención, ya que no nos dejarán navegar hasta que lo hagamos. Además, pueden destacar todavía más si se añaden colores que llamen la atención, un tipo de letra más grande, imágenes, entre otros elementos. Como estamos acostumbrados a ver ofertas en estos pop ups, prestamos atención inmediatamente a estos anuncios, y esto es fundamental para la estrategia de marketing online.
  • Mejora la tasa de conversión: con los pop-ups creamos un tipo de oferta que raramente podrá dejar pasar el usuario, sobre todo si la hemos adornado bien y es realmente buena. Con estos recursos podemos crear una especie de camino que seguirá el cliente hasta ayudarle a hacer la compra. Por ejemplo, si le ofrecemos un 5% de descuento si deja su e-mail en un newsletter, será más fácil que al final termine la compra o la contratación. Todo ello redunda en una importante mejora de la tasa de conversión.

Contras

Ahora bien, también existen algunos puntos en contra de las pop ups que debes conocer:

  • Intrusión: ¿Quién no ha abandonado una web en alguna ocasión por la cantidad de publicidad abusiva contenida en la misma, sobre todo presentada a base de spam? Además, el hecho de que se bloquee la navegación hasta que hagamos alguna acción con el pop up no ayuda mucho, precisamente.
  • Creencia de que podría ser un virus: dependiendo del tipo pop up que se diseñe, podría dar la imagen al usuario de que se trata de algún tipo de virus o SPAM. El problema de esto es que puede provocar que termine cerrando la web por completo. Así, no solo te quedarás sin venta, sino también sin cliente. Sin embargo, se puede trabajar para que el pop-up dé esta imagen.
  • Bloqueo del contenido: bloquearte la navegación en su totalidad, o una parte de la misma, es algo que no gusta a nadie. De hecho, el propio Google ha afirmado que esta práctica no es nada recomendable, incluso hasta podría derivar en una penalización si nos excedemos con esto en nuestra web. Aquellas páginas que muestran varios pop-ups al mismo tiempo, o que muestran más de uno por sesión de usuario, suelen dar problemas: aunque no seas penalizado por Google, seguro que lo serás por parte de tu posible cliente.

Quiero poner pop-ups en mi sitio web: ¿Por dónde empiezo?

Ahora que ya sabemos que este recurso puede revolucionar tu sitio web, es hora de ver como integrar pop-ups en tu web. Inicialmente, habrá que hacer 2 consideraciones:

  • ¿Tu página está diseñada en WordPress? Si se ha diseñado con un CMS tipo Worpdress, tan solo tendrás que utilizar un widget y/o plugin para diseñar y colocarlo. Algunos son gratuitos, pero los más completos son de pago.
  • ¿Tu página está diseñada en otro CMS, como Prestashop o Magento? La solución sigue siendo la misma, y es la de integrar un plugin. Sin embargo, en estos CMS tan solo los encontrarás de pago, por lo que deberías ir preparando la cartera.

Para que no tengas que estar buscándote la vida y probando plugins que te ayudarán a lanzar pop-ups, te animamos a que les eches un vistazo a estos plugins.

Gravity Forms

La gran ventaja de Gravity Forms es que es un plugin que va mucho más allá de crear ventanas emergentes, sino que también es posible crear recursos como formularios de tipo Pop-In.

Tiene un coste de 59$, y antes de que te quejes de que puede ser algo caro, recuerda que integra muchas funcionalidades que te permiten mantener el proyecto web a buen recaudo.

Crea formulario como nadie, incluso aquellos que requieren de funciones más complejas (como fórmulas o cálculos).

Pop-up builder

Otra interesante alternativa es Pop-up builder es un plugin mucho más específico a la hora de crear pop-ups. Comprende una interfaz bastante interactiva, incluso para aquellos que estén creando sus primeras pantallas emergentes.

Una de sus características por excelencia es la integración con herramientas para gestionar newsletter. Por ejemplo, se pueden usar los datos recopilados a través de estos recursos para segmentar los mensajes con los que llegar a nuestro público objetivo.

Realmente es un gran aliado para tu web.

Formas para integrar ventanas emergentes en tu sitio web

Ahora que ya lo sabes todo sobre los pop-ups, queremos darte un par de ideas para que sepas como integrarlos en tu web y sacarles el máximo partido posible.

Lo único que debes hacer es tener en cuenta las 3 estructura, las características de tu plataforma, y determinar cuál es la que mejor se adapta a la misma.

1)     Pop-ups programados

Son aquellos tipos de pop-ups que están diseñadas para ser visibles en el momento en el que el usuario cumple con un determinado requisito. El requisito más común suele ser el de cuando ha pasado un tiempo determinado, pero puede haber otras condiciones.

Se recomienda su uso para aquellas páginas en donde se quieran lanzar ofertas y promociones, ya que tienen una interesante capacidad para atraer a los usuarios. Se pueden utilizar también como sistema de captación para sus datos (para el correo electrónico, por ejemplo) para luego integrarlos en una campaña de e-mail marketing.

  • Recomendación: si quieres integrar un pop-up programado en tu web, es importante que vayas probando el tiempo para ver que es lo que mejor responde. Los expertos recomiendan programar un tiempo que oscile entre los 15-60 segundos, con una media de 20 segundos.

Intenta dar el tiempo suficiente para que el usuario se haya integrado en tu web y esté listo para encontrarse con el pop-up. No esperes demasiado tiempo, o puede que abandone la web.

2)     Pop-ups de entrada

No son muy recomendados, ya que forman parte de un sistema intrusivo de publicidad.

Es un tipo de pop-up que, tal y como su nombre indica, se ejecutan nada más acceder al usuario a la web. No importa que no haya tenido tiempo de integrarse en la plataforma, de leer nuestros contenidos, ya que el pop-up se habrá lanzado.

Puede generar rechazo en el lector, y es que lo podría identificar como un sitio de SPAM o, incluso, aquel que haya sido afectado por algún tipo de virus.

Aunque es más fácil que el usuario haga clic en el pop-up (no le queda más remedio si quiere leer la página), también es más fácil que la abandone. Precisamente por ello, no se recomienda su uso: su implantación podría elevar el porcentaje de rebote de la página.

3)     Pop-up de scroll/desplazamiento

Finalmente, tenemos los pop-up de scroll o desplazamiento, mucho más recomendados que la modalidad anterior. Estamos hablando de un tipo de ventana emergente que se lanzará cuando el usuario haya llegado a un punto en cuestión de la web; es decir, que haya llegado a un punto haciendo scroll.

Es interesante su uso porque aparecerá en el momento justo en el que se ha demostrado que el lector tiene interés por lo que le estamos ofreciendo. Si no fuese así, no habría llegado tan lejos. Al estar interesado, será más fácil que haga clic en el contenido del pop-up.

  • Importante: eso sí, tan solo debería usarse con contenido que estuviese directamente relacionado con lo que se está leyendo… de lo contrario, raramente recibirá clics.

Conclusión: ¿A favor o en contra de los pop ups?

Aunque es cierto que son efectivos, y pueden formar parte de la estrategia de marketing online de tu web, también hay que usar este recurso con mucho cuidado.

Si nos pasamos con la cantidad de pop-ups que se agrega a una web, el usuario estará claramente incómodo y será más fácil que deje la navegación a medias.

Pueden generar ventas, incluso hasta recolectar datos de usuario, pero debemos usarlos en su justa medida para evitar que nuestro cliente potencial huya despavorido.

Ahora que ya conoces la razón de ser de los Pop-ups, te volvemos a recordar que deben ser usados con cuidado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *