Google Tag Manager: ¿Qué es y para qué sirve?

Google Tag Manager es una herramienta que utilizan hasta las más grandes empresas cuando quieren lanzar su estrategia de marketing online. Y es que, como todos los útiles que Google pone a nuestra disposición, nos pueden hacer ganar puntos de cara al buscador si nos decidimos a usarlo.

También conocido como el gestor de etiquetas de Google por excelencia puede ayudarte a darle a tu proyecto el valor que realmente se merece y llegar a tu público objetivo. Pero vamos a ir paso por paso.

A qué llamamos Google Tag Manager

Google Tag Manager es aquella herramienta que podemos utilizar para la gestión de etiquetas en nuestro sitio web. Esta etiqueta no son más que fragmentos de códigos (también conocidos como scripts) tienen el objetivo de registrar las diferentes mediciones que se pueden dar en cualquier plataforma online.

La herramienta lleva en el mercado desde 2012 y se caracteriza por poderse usar sin tener que pagar nada pro ella. Lo único que hará falta es tener algunos conocimientos básicos sobre arquitectura web, más que nada para que podamos integrar correctamente el código de seguimiento.

Una vez que tengamos integrado este código (conocido como código de GTM), será fácil integrar otros scripts externos sin tener que integrarlos de manera manual. Por ejemplo, podría ayudarnos a integrar código de otras herramientas de Google, como es el caso de Google Analytics o de Google Adsense.

Por ello, puede resultar muy práctico para ahorrar tiempo a los webmasters, para la optimización de recursos del site y para conocer algunas métricas sobre el funcionamiento del mismo.

Ahora que ya conoces la teoría básica, pasamos a ver el funcionamiento.

Funcionamiento de Google Tag Manager

Para entender como funciona Google Tag Manager es crucial saber lo mínimo sobre código HTML. En este código, la sintaxis que se sigue es en forma de etiqueta, normalmente con una apertura y cierre <body> … </body>

Google Tag Manager es una línea de código con etiqueta tipo script que se coloca después de haber abierto la etiqueta del cuerpo (bodu) creando un iframe. Un <iframe> es una etiqueta contenedora que permite agregar contenido web externo a nuestra página. Así, sobre la misma, es posible integrar otras etiquetas externas sin tener que estar metiéndolas una a una.

Más adelante detallaremos el proceso de uso de la herramienta, pero, para empezar, lo único que debes hacer es crear tu cuenta, elegir el tipo de plataforma en donde se colocará el iframe (si es un site convencional, una app para teléfonos móviles, servidores web) y tendremos el contenedor para colocar lo que queramos).

¿Por qué deberías empezar a usar Google Tag Manager?

Algunas de las ventajas de Google Tag Manager han quedado implícitas en los puntos anteriores, pero es posible que no las termines de ver demasiado claras. Si queremos conocerlo todos sobre Google y su manera de funcionar, y nuevas claves para mejorar nuestros proyectos y los de nuestros clientes, deberías seguir leyendo para conocer las ventajas de Google Tag Manager:

1.     Ahorro

Esta herramienta se orienta tanto a quienes no tienen muchos conocimientos sobre arquitectura web, como a expertos en el sector. En cualquier caso, nos ayuda a ahorrar en gastos de programación y de diseño.

La plataforma que nos propone Google es muy intuitiva y fácil de usar. No hará falta contar con avanzados conocimientos para poder dominarla. Y es que todo se puede hacer desde la interfaz del administrador de etiquetas de Google: podremos insertar nuevas etiquetas, crear nuestros propios scripts, conocer datos certeros sobre como responden nuestros clientes potenciales ante ciertos eventos o mucha información sobre el nivel de interacción.

En el caso de que hayamos creado una etiqueta con alguna errata, o una página o programa externo exija hacer una modificación en la misma, lo podremos hacer sin necesidad de agregar el código de forma manual.

2.     Se integra con otras herramientas de Google

Como es el caso de Google Analytics.

No importa que tipo de web quieras crear. Siempre te hará falta contar con una herramienta de rastreo para determinar el comportamiento de tus visitantes, corregir problemas y mejorar las cifras para llegar a tus objetivos. Y Analytics puede ayudarte con ello.

Gracias a la combinación entre Google Analytics + Google Tag Manager conseguiremos una integración de datos mucho más sencilla. Así no destinaremos tantos recursos a la gestión, al mismo tiempo que lograremos unos resultados mucho más interesantes.

3.     Mejora la tasa de rebote de tu web

La tasa de rebote mide la relación que hay entre el tiempo que pasa el lector en tu web entre la cantidad de visitantes que recibes. Por lo general, si la tasa de rebote es alta, es indicativo de que algo grave está pasando, y esto suele estar muy relacionado con el tiempo de carga.

Con Google Page Speed Insights podemos conocer el tiempo de carga de la web, además de determinados criterios que pueden elevarla o ralentizarla. Lo cierto es que Google Tag Manager también se integra muy buen con Speed Insights. Esto lo consigue optimizando la información de la página y, así, mejorando también la velocidad de carga.

El usuario se sentirá más cómodo al navegar en una web que carga tan rápido, y Google te dará una mayor puntuación en los buscadores por esta misma razón.

Guía de uso de Google Tag Manager

Aunque Google Tag Manager es una herramienta fácil de usar, también es cierto que cuenta con muchas opciones desde el panel de control. Si quieres sacarle el máximo partido a la misma, es importante que te conozcas todos los recovecos de la misma.

Para ayudarte con ello, hemos preparado una completa guía en la que partimos de que ya tienes una cuenta con Google y te has creado tu cuenta con esta herramienta. Además, también tendrás que haber elegido la plataforma en la que vas a instalarla (por ejemplo, en tu sitio web, en una aplicación, servidor, etc.).

Si ya lo tienes todo listo hasta este punto, sigue estos pasos.

1.     Instalación del código GTM de Google Tag Manager

Accede al panel de tu cuenta para crear el código GTM que tendrás que colocar en tu proyecto.

Esto se hace desde la sección Administrador -> Instalar GTM.

En esta parte de la web nos encontraremos con los 2 scripts que tendrás que integrar en tu web. Presta atención a donde lo tienes que hacer.

<head>

El primer script tienes que incorporarlo justo después de la etiqueta <head>.

Si utilizas WordPress, puedes llegar hasta esta parte del código a través de escritorio. Desde ahí tendrás que pulsar en apariencia -> Temas -> Editor de temas. Busca <head> y copia el código justo a continuación de la etiqueta.

<body>

Para introducir el segundo script tendrás que buscar la etiqueta de <body>. Esta se encuentra en el mismo fichero (lo más común es que aparezca justo después de la etiqueta </head>.

Si tienes alguna duda con la integración del código, debes saber que existen plugins especiales que te permiten conseguirla de forma automática. Así evitarás tener problemas de eliminar trozos de código que no deberías tocar.

2.     Integración con la herramienta

Este punto puede ser muy variable dependiendo de la herramienta con la que quieras integrar Google Tag Manager, aunque nosotros te recomendamos Google Analytics. La combinación con ambas herramientas de Google es demoledora.

Es posible que muchos de estos datos no te resulten de mucho interés en el caso de que estemos hablando de un proyecto básico, pero serán completamente imprescindibles para proyectos más avanzados.

Para conseguir la integración será cuestión de que accedas a la ruta de área de trabajo. Allí busca el apartado de etiquetas y pulsa en añadir.

Este proceso lo tienes que seguir para cada métrica a integrar. Debes tener en cuenta algunos criterios como la etiqueta, el tipo de seguimiento, el id de seguimiento de Google Analytics y el activador.

3.     Inserción de otros códigos

A diferencia de lo que muchos piensan, lo cierto es que en esta herramienta se puede agregar códigos de terceros; es decir, que no tiene que ser sí o sí herramientas de Google.

Por ejemplo, es posible agregar el píxel de Facebook para conocer mejor cual es el comportamiento del buyer personal que llega a tu proyecto a través de las redes sociales.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que estos códigos no estarán en el panel como etiquetas estándar, como si que ocurriría con Google. No obstante, tan solo tendremos que usar la opción de HTML Personalizado como etiqueta para solucionar el problema.

Para configurar esta etiqueta tan solo nos van a pedir los parámetros de HTML personalizado, activador y el código que nos genere Facebook, o la red social en cuestión.

4.     Usa cualquier etiqueta

Con los pasos anteriores es posible agrega cualquier tipo de etiqueta que, por ejemplo, se emplee para medir las métricas de tu web. También tendrás la opción de modificar cualquier etiqueta con facilidad, sin necesidad de tener que estar integrándolas una y otra vez en el código fuente de la web.

¿Es posible vivir sin usar Google Tag Manager? Si, pero cada vez que tuviésemos que integrar estos scripts, no nos quedaría otra que acceder al código fuente y estar rebuscando hasta dar con lo que necesitamos.

También ten en cuenta que si no aparece el tag que buscas, como el que hace falta para introducir el píxel de Facebook, siempre lo puedes personalizar tu mismo. Y lo mejor de todo es que no necesitas muchos conocimientos para ello.

Aquí tienes algunas de las etiquetas “no estándar” con las que puedes trabajar con Google Tag Manager:

  • Hotjar: una práctica herramienta que nos ayuda a determinar cuales son los puntos de calor en nuestro proyecto web.
  • Linkedin Insights: nos sirve para obtener todas las métricas de analíticas en tu perfil de la red social.
  • AB Tasty: es la herramienta que utilizarás si quieres hacer a cabo un test ab en tu sitio web.

Usos más recomendados que se le puede dar a Google Tag Manager

Hemos visto una sucesión de algunos de los usos que se le puede dar a esta herramienta. Nos gustaría acabar este artículo indicándote los usos más recomendados que los expertos le suelen dar a Google Tag Manager en sus proyectos.

Sincronización avanzada con Google Analytics

Además de monitorizar las métricas más habituales, como puede ser la tasa de rebote o la cantidad de clics que recibe tu web, si combinamos Google Tag Manager con Google Analytics podemos trabajar con funciones avanzadas.

Por ejemplo, nos permite automatizar eventos de formularios, clic o de temporizador. Existen muchos tutoriales que pueden ayudarte a dar forma a dichas funciones.

Mejora el rendimiento de Google AdWords

Con Google Tag Manager también podemos mejorar el rendimiento de nuestras campañas con Google AdWords, una buena forma de saber si vamos por el buen camino, o si tenemos que hacer cambios ya mismo.

Nos ayudará a conseguir información de interés para saber como sacarle el máximo partido a nuestro proyecto gracias a estrategias SEM.

Y es que, cuando hablamos de nuestro propio dinero para obtener beneficios, toda información es poca.

Remarketing dinámico

Este encabezado daría para un artículo entero en el que no vamos a entrar. Puedes quedarte con que dentro de Google AdWords o de otras plataformas de terceros es posible trabajar estrategias de remarketing dinámico. Gracias a esto podremos crear eventos específicos en base a la forma de proceder del usuario.

Un buen ejemplo sería programar la web para que lanzase un mail automático a un cliente si este ha dejado el carrito a medias y no ha terminado la compra.

Gestión de múltiples etiquetas

Con Google Tag Manager podemos trabajar tanto con etiquetas de conversión específicas, como con otras etiquetas que puedes integrar en u web (por ejemplo, tags de HTML personalizadas o de imágenes).

En definitiva, con esta herramienta se abre todo un mundo de posibilidades a los ojos del webmaster. Por esta razón, nunca deberías dejarla de lado.