Porcentaje de rebote: qué es y por qué es importante para el SEO

La ultima actualizacion de 23 de noviembre de 2021

La estrategia SEO, dado la vorágine de sitios web y la cada vez mayor exigencia de los motores de búsqueda, especialmente Google, nos dice que lo que normalmente buscamos hacer para posicionar nuestra web: crear contenido de calidad, realizar enlaces eficientes y contar con las palabras claves adecuadas y en tendencia, en ocasiones parece no ser suficiente.

Algo fundamental, que cada día valora más el análisis de SEO, es la respuesta de los usuarios, esto dentro de las métricas se conoce como porcentaje de rebote o tasa de rebote.

Pese a su importancia, el olvido de esta se hace presente y eso pudiera estar afectando el posicionamiento de tu web y la fidelidad hacia la misma.

Qué es el porcentaje de rebote

Se define como la métrica que mide la cantidad de usuarios que visita tu sitio web pero que la abandonan directamente sin navegar o visitar otras páginas dentro de la misma.

Qué es el porcentaje de rebote

Con esto se tiene esa estadística que nos dice que el usuario entro por una página de nuestra web y salió en esta misma. Sin importar cuánto tiempo demoró.  La tasa rebote será la misma si todos entran y abandonan una vez leída esa página.

Gracias a esta se puede medir la capacidad de tu sitio web para convertir esos visitantes esporádicos en unos fieles. El valor, a nivel de relevancia, de un visitante que se queda y navega por tu contenido es importante de destacar y no aquel que entra y sale.

Cómo la tasa de rebote puede marcar la diferencia en SEO

Si consideramos que Google es incapaz de entender lo que hay dentro de una página web y que no puede considerar varios aspectos como de mayor o menor calidad, se debe prestar atención entonces a que el motor de búsqueda más usado del planeta utilizará al usuario, al visitante, para valorar la calidad de ese sitio web. Es decir, si se permanece más tiempo en el sitio web y no se vista y sale de inmediato, esto podrá indicarle a Google que el contenido gusta y por ende es relevante.

Actualmente se está empezando a mencionar el término Dwell Time. Con este se espera que Google calcule la calidad de las páginas mediante la interacción que hace el visitante dentro de ella.

Las métricas que usa para hacer esto son tres:

  • CTR (porcentaje de usuarios que hacen clic en los resultados).
  • La duración de la sesión dentro del sitio web.
  • El porcentaje de rebote.

La decisión de Google respecto a subir tu sitio de posición en el SERPs o resultados mostrados, dependerá de ese análisis.

Aclaremos algo importante sobre la permanencia de las personas en tu sitio web. Si cuentas con únicamente una Landing page o una Parallax, tu web tendrá una tasa de rebote de 100%. Esto es un problema, ya que aunque las personas entren a tu web por estar bien posicionada en los resultados de búsqueda el que den clic a tu enlace, entren y salgan de inmediato buscando otro resultado, le indicará a Google que tu web no responde favorablemente a tu búsqueda.

¿Qué sucede si esto pasa constantemente? Que el rankeo de tu web empezará a bajar considerablemente.

¿Cuál es porcentaje de rebote ideal?

Algo difícil de responder y esto porque cada web es diferente en el sentido de que un blog, periódico, tienda online o una primera landing page son diametralmente diferentes.  Así que determinar la tasa de rebote adecuada podría ser complicado por la naturaleza propia de cada web y su contenido.

La procedencia del tráfico puede variar y afectar el mismo. No es igual que provenga naturalmente de Google, arrojando un porcentaje de rebote más alto a que llegue mediante post de invitado, enlaces de otras web o de un contenido descargable. Quizás en este caso el porcentaje de rebote sea menor.

La reflexión final es buscar crear siempre elementos, títulos, enlaces y demás estrategias para que los visitantes no solo se queden y naveguen por tu web, sino que regresen constantemente o la visiten siempre que te vean en los primeros lugares de sus búsquedas.