¿Cómo crear y gestionar una página web en varios idiomas?

Cualquier negocio tendrá unos determinados objetivos tanto a corto, como a largo plazo. Uno de los objetivos a largo plazo suele ser extenderse a nivel internacional, ya que así podremos orientarnos a un sector del mercado mucho más amplio.

Si ya tienes una web, puedes pensar que lo único que necesitas es traducirla a otro idioma… sin embargo, hay mucho más: por ejemplo, tendrás que pensar en de qué manera va a afectar esto al posicionamiento SEO.

En el caso de que no tengas ni idea de cómo empezar con esto, te recomendamos leer el siguiente artículo:

¿Qué debo saber antes de empezar a traducir una web?

Los sitios web disponibles en varios idiomas tienen un pro y un contra: repiten el mismo contenido en diferentes idiomas y, esto, haciendo las cosas bien, puede reportarte una gran cantidad de visitas.

Ayudarán a que visitantes de cualquier parte del mundo puedan viajar por tu página y conseguir que se complete la llamada a la acción.

¿Pero y que ocurre si la traducción es mala… si, por ejemplo, hemos copiado y pegado lo que aparece en Google Translate? Es muy probable que tengamos problemas a nivel de SEO, pero también desorientaremos a nuestro visitante, y es que puede que no llegue a entender el propósito de la web.

Antes de empezar con la traducción de la web, ten en cuenta esto.

Planificación inicial

Parece lógico pensar que una web en varios idiomas constará del mismo contenido de las secciones traducido. Por ejemplo, si existe una sección de “cómo somos2, esta misma estará traducida al idioma que se desee.

Sin embargo, debes tener en cuenta que cada idioma tiene sus propias particulares y exigencias a la hora de expresarnos. Además, puede que tengamos que usar también un vocabulario técnico.

Tendrás que tomar la decisión de si vas a usar el mismo diseño para las diferentes versiones de idiomas, o si vas a llevar a cabo algunas modificaciones. Dependiendo del estilo de vida de cada país, es posible que podamos usar alguna función o plugin que mejore la experiencia del visitante.

Piensa en cómo vas a traducir la web

Existen ciertas herramientas que nos permiten conseguir una traducción automática de la web… ¿pero hasta qué punto merecen la pena? Lo cierto es que resultan muy atractivas, y es que podemos tener una buena traducción en cuestión de segundos.

El problema lo encontramos en la calidad de traducción que es bastante baja, sobre todo si estamos hablando de algunos idiomas más complicados. Ahora bien, no es una opción tan mala en el caso de que estemos hablando de un sitio en el que no se requiera de tanta atención (por ejemplo, podría servir para un simple blog).

La que sin duda es la mejor alternativa es contratar a una agencia de traducción. Es cierto que esto requiere de una inversión de capital muy elevada, pero, dependiendo del uso que le vayamos a dar, puede salirnos rentable.

Idiomas que quieres mostrar en la web

Para meternos de lleno en esta sección es crucial que conozcamos que son y para qué sirven los niveles de profundidad de un site. Esto tiene su impacto directo en la categorización, por lo que resulta crucial para optimizar la experiencia del cliente, además de para mejorar el SEO de cualquier página.

El lugar de la web en el que el usuario podrá elegir el idioma tiene que ser en la home (página principal), que es el nivel 0. Tendrás que decidir de qué manera vas a permitir elegir el idioma, aunque lo más habitual es colocar una vadera o algún botón para ello.

La arquitectura de la web debería estar concebida de tal forma que cada idioma se ubique en una subcategoría en cuestión. Así no se mezclarán los archivos evitando cualquier problema de acceso. Por otra parte, también nos permitirá restaurar idiomas específicos por si se perdiesen datos.

Ahora que ya conoces estas consideraciones iniciales, vamos a analizar algunos de los plugins que pueden ayudarte con la traducción. Una vez conozcas sus pros y sus contras podrás tomar la decisión de si te decides por ellos, o si bien contratas a una agencia especializada.

Los mejores plugins de traducción de idiomas para WordPress

La buena noticia es que puedes encontrar tanto plugins de pago, como plugins premium. En este artículo vamos a dividir en dos clasificaciones en base a su coste.

Gratuitos

Aunque en las siguientes líneas vamos a ver algunos plugins gratuitos, es posible que tengan también una función de pago en la que se desbloqueen algunas prestaciones.

1.      Polylang

Este es uno de los plugins más populares del mercado, con una larga serie de valoraciones a sus espaldas. Es muy fácil de usar, de instalar y tiene un gran soporte, por lo que cualquier fallo o bug se subsana con facilidad.

  • Pro: la principal ventaja de polylang es su perfecta adaptación a WordPress. Consume muy pocos recursos, por lo que podemos tener varios idiomas sin que se sobrecargue la base de datos. Otra de sus características clave es que se puede integrar sin problema con otros plugins. Incluso, si al final te decantas por una agencia de pago, pueden integrar las traducciones por este medio.
  • Contra: aunque si bien es cierto que es un plugin gratuito, también tiene una versión de pago. La versión gratis es algo escueta en cuanto a prestaciones se refiere, y presenta incompatibilidades con algunas versiones de WordPress. Si lo vas a usar de forma intensa, plántate comprar la versión de pago.

2.      Transposh

Para que tengas más alternativas entre las que comparar, también le puedes echar un vistazo a Transposh. Este plugin no tiene ningún tipo de coste y es completamente automático. Pero lo mejor de todo, y recalcamos lo mejor porque no son muchos los plugins los que lo permiten hacer, es que es posible hacer cualquier cambio en la traducción que arroja el programa (por si no nos gusta la forma en la que la ha hecho).

Aunque no te gusten las traducciones automáticas, siempre puedes usar Transposh para empezar con una base y luego ir perfilándola en detalle.

  • Pro: la gran ventaja de Transposh es que no tiene ningún tipo de coste. Además, el hecho de que sea tan versátil a la hora de modificar los textos convierte a esta herramienta en una de las principales favoritas por parte del público.
  • Contra: sin embargo, como descubrirás después de hacer una primera traducción, descubrirás que la calidad no será muy alta. Es casi imposible que te puedas quedar con la traducción tal cual, por lo que no habrá otra que hacer modificaciones.

3.      GTranslate

No podríamos terminar este listado de plugins gratuitos para traducir idiomas sin mencionar a GTranslate. Este traductor es uno de los más destacados, y la razón de ello es que se nutre de la misma estructura que el traductor de Google. Además, no lo oculta, sino que el usuario sabrá en todo momento la fuente de la que obtiene sus datos.

Lejos de ser un inconveniente, nos ofrece todas las garantías de la gran compañía.

  • Pro: el principal aliciente de Gtranslate es que resulta completamente gratuito, como muchos de los servicios de Google. Pero también destaca por su versatilidad y rapidez. De hecho, tan solo hace falta algunos segundos para que aparezca bien clara la traducción. Y si necesitas algo más, es posible pagar por algunas funcionalidades extra (aunque no es obligatorio).
  • Contra: por desgracia, algunos usuarios han reportado que las traducciones de Google pueden dar problemas de indexación, lo que afectaría de formar drástica al SEO de la web. El problema es que las traducciones son de tan baja calidad que es raro que el gigante buscador las indexe (y eso que las ha creado él mismo…).

De pago

La otra opción es decantarse por un plugin traductor de pago. La gran pega de estos plugins es evidente: que tendremos que pagar por su uso. A cambio, casi con toda probabilidad, la calidad de los textos será mucho mayor que la que podemos conseguir con un plugin gratuito.

Sin embargo, comprar uno de estos plugins no será tan caro como contratar los textos en una agencia de traducción, lo que supone un ahorro más que importante.

Como hay tantos plugins traductores de pago, aquí solo nos vamos a centrar en uno:

WPML

WPML es el plugin por excelencia de WordPress y uno de los más completos. Es de pago, si, pero nos ofrece diferentes planes de precios, por lo que se adapta tanto a particulares, como a pequeñas y a grandes empresas.

Por tan solo 29$ podemos tener el plan más sencillo, y lo cierto es que responde bastante bien.

Ventajas de WMPL
  • Soporte: el hecho de pagar por un plan de WMPL nos ayudará a tener una completa atención al cliente para solucionar cualquier duda o problema que tengamos. Y no solo eso, sino que también se actualiza con regularidad, por lo que estarás cubierto/a ante cualquier tipo de intromisión externa.
  • Traduce todo lo que necesites: este plugin te permite traducir cualquier archivo comprendido en WordPress. Es decir, que también traduce themes y plugins, con independencia de que se hayan descargado de forma adicional. Incluso puede traducir categorías, sliders, páginas o cualquier otro recurso.
  • Potencia el SEO de la web: pocos son los plugins que también tienen en cuenta el SEO de la web. Es muy versátil para crear la estrategia de posicionamiento, según el idioma que se intenta extender. Al mismo tiempo, también se integra con plugins como el Yoast SEO.
  • Sólida arquitectura: puede ayudarnos con la configuración de una arquitectura web multisite. Es capaz de crear diferentes carpetas, y subdominios, dependiendo de la complejidad que vaya a alcanzar nuestro proyecto.
  • Pago por licencia: no tendrás que estar pagando ni por sitio web, ni mes a mes. Para hacerte con este plugin tan solo será necesario pagar por la licencia una vez. En el momento en el que se haya completado la transacción, podremos integrarlo el plugin en tantos proyectos como se nos antoje. Sin embargo, sí que existe una renovación de licencia que comentaremos en el apartado de inconvenientes.
  • Prueba gratuita: la herramienta será de pago desde el primer momento, pero los desarrolladores de la misma nos ofrecen un desembolso total durante los primeros 30 días en el caso de que no nos termine de convencer. Es decir, que se puede probar realmente sin que exista ningún coste por ello.
Inconvenientes de WMPL
  • Precio: como en cualquier plugin de pago, el principal punto en contra que nos vamos a encontrar es el precio. En WMPL tenemos 3 planes de precio (29$, 79$ o 159$) que elegiremos dependiendo de nuestras necesidades. Sin embargo, existe un coste oculto que será de 15$ al año, con el fin de renovar la licencia.
  • Problemas ralentización: en algunas opiniones por parte de usuarios que ya han probado la herramienta nos hemos encontrado con algunos problemas de rendimiento. Al parecer, necesita demasiadas tablas en la BD y esto podría congestionar los recursos del servidor.

Otras opciones para tener una página multiidiomas en WP

En este artículo nos hemos propuesto desvelarte las diferentes maneras en las que puedes tener una página traducida con WordPress. A continuación, vamos a estudiar la forma en la que puedes crear la arquitectura de WP para crear este proyecto:

Multisitio en WordPress

La buena noticia es que ya no te tienes que complicar la vida con WordPress si quieres tener un multisite. Y es que esta función viene integrada ya desde la versión 3.0. No tendremos que crear diferentes instalaciones, sino que podemos crear una arquitectura compuesta por varios dominios, algo que podría quedar tal que así.

http://www.es.páginadeproyecto.com

http://www.it.páginadeproyecto.com

http://www.en.páginadeproyecto.com

Como ya hemos hecho con los plugins, vamos a analizar algunas las ventajas e inconvenientes de este sistema:

Pros

  • Mejor integración: crear un multisite con un sistema de subdominios nos ayudará a dar a cada dominio la importancia que este tiempo, con las funcionalidades clave del CMS.
  • Mejor gestión de recursos: suele ser una buena opción para aquellos sitios web más robustos y/o que necesitan manejar una importante cantidad de recursos. Una vez que se gestiona, no da tantos problemas como otras soluciones.

Contras

  • Configuración complicada: este formato no está recomendado para usuarios iniciados, y es que se requiere de bastantes conocimientos para implantarlo.
  • Comprobaciones: además, será más complicado conocer el estado en el que se encuentra la traducción de los subdominios. La única forma lógica para que no se nos escape nada es seguir el mismo orden de las páginas que visitamos.

Usar el plugin Multilingual Press

Este interesante plugin puede ser una buena solución para crear un multisite si la opción integrada de WordPress no cubre con tus expectativas o si, por las razones que sean, no puedes tener la versión 3.0 en este CMS.

Multilingual Press nos ayuda a crear vínculos de la misma URL para diferentes idiomas. Hacer el cambio entre un idioma u otro será tan fácil como hacer clic en el contenido que buscamos.

Elegir una plantilla que ya tenga la traducción hecha

Otra interesante opción por la que puedes apostar para tener una web traducida es decantarte por un theme que ya tenga la traducción hecha. Así, no tendrás que estar contratando a nadie para que se encargue de la traducción, ni pagando por ningún plugin con el mismo objetivo.

Uno de los mejores directorios en donde encontrar las mejores plantillas para WordPress con traducciones integradas es AitThemes Club. Aquí puedes encontrar themes estéticas, fáciles de manejar y suelen tener todas las funciones, widgets y plugins que necesitamos a la hora de dar forma a cualquier web.

Pros

  • Traducción de cualquier elemento: nos ayuda a traducir cualquier elemento de la web sin límites, desde el theme, las categorías, entradas, metas, etc.
  • No tendrás que probar plugins: olvídate de estar probando plugins sin parar hasta encontrar el adecuado, con el riesgo que esto entraña.
  • Crea un nuevo idioma cuando más te convenga: puedes crear una página base en el idioma deseado y si más adelante necesitas un nuevo idioma, cuentas con una infraestructura que te lo pone muy fácil en ese sentido.
  • Soporte: y si tienes cualquier fallo o pregunta, puedes encontrar una amplia comunidad y un buen soporte técnico. Además, se actualiza de forma continuada.

Contras

  • Limitación: aunque hay una gran cantidad de themes, estarás limitado a elegir aquellos que aparecen en el directorio del plugin. Además, en comparación con otros plugins, no tiene tanta variedad como parece.
  • Coste: existe una versión gratuita, pero lo cierto es que está bastante limitada. Por ello, seguramente te termines decantando por la membresía mínima, que será de 99$.

Traducción con JavaScript

Algunos lenguajes de programación, como JavaScript, pueden ayudarte a lograr interesantes traducciones de tu web. Este método, a diferencia de los anteriores, nos permite tener las traducciones en un servidor externo y no en nuestro servidor.

Lo único que hará falta es teclear una línea de código para conseguir la traducción deseada. Como ya te puedes imaginar, el gran problema de este método es que requiere de tener amplios conocimientos en JavaScript y, por ende, una sólida base de programación.

En resumidas cuentas, el proceso consiste en lanzar una línea de código que se aplicará sobre el contenido de un servidor externo. Podemos, o bien traducirlo directamente sobre el servidor, o bien hacerlo en la web.

También es posible usar esta tecnología de tal forma que un grupo de usuarios pueda colaborar en la misma traducción.

Transifex

Relacionado con el punto anterior, es muy interesante mencionar a Transifex: estamos hablando de un software alojado en la nube que nos ayuda a localizar aplicaciones, plataformas o apps para teléfonos que nos ayudan a traducir nuestra web de manera automatizada.

Dependiendo de lo que busquemos, podemos crear roles que mostrarán el contenido en base al idioma que se pida.

La ventaja de usar Transifex es que podemos encontrar traducciones hechas por expertas a través de la web y nos podemos olvidar de tener que estar contratando a agencias para que se encarguen de ello.

La desventaja es que el coste suele ser algo más caro, ya que se paga dependiendo de la cantidad de palabras que buscamos traducir. Además, algunos buscadores pueden tener problemas para indexar el JavaScript, y esto podría afectar muy negativamente al SEO.

¿Cuál es la mejor fórmula para crear mi página en varios idiomas?

En las líneas anteriores hemos visto algunas fórmulas que nos permiten crear una página en varios idiomas. Hemos analizado los pros y los contras de cada opción para que puedas elegir la que más te conviene.

  • Antes de nada, es importante fijar un presupuesto y ajustarse al mismo lo máximo posible, aunque siempre reservaremos una pequeña cantidad de dinero por lo que pueda pasar. En base a ello, sabrás si te decantas por un plugin gratuito, o si vale la pena elegir uno de pago, o directamente contratar a un traductor.
  • Si no quieres tener ningún problema a corto o a largo plazo con las traducciones, quizá deberías decantarte por una fórmula que tenga soporte o el apoyo de una comunidad. Si estamos hablando de un plugin, es interesante que tenga actualizaciones automáticas.
  • Recuerda que también tienes la opción de comprar una plantilla con las actualizaciones ya listas, como es el caso de AirThemesClub. Aunque tendrás que limitarte a las opciones que hay en la plataforma, si encuentras algo que se adapta a lo que necesitas tendrás mucho camino hecho.

¿Estas listo/a? Empezamos a crear nuestra web en varios idiomas siguiendo estos pasos:

Ahora que ya sabes los diferentes caminos para crear tu web, es hora de empezar a trabajar. Vamos a ver unos sencillos pasos que nos servirán para organizar el proyecto. Ten en cuenta los consejos que hemos visto al principio del artículo y vamos a ponernos manos a la obra.

1.     Generando contenido en el idioma principal

Antes de meternos con los idiomas es más que recomendable que creemos una arquitectura estable para crecer.

Debemos empezar con la categorización del contenido: es decir, agregando las categorías y las subcategorías correspondientes. También tendremos que controlar los niveles de profundidad para conseguir una buena distribución del poder a través de la web, además de ayudar a mejorar la experiencia del usuario.

Redacta textos, crea las llamadas a la acción pertinentes y añade tanto detalle como necesites. Una vez tengas ese idioma base, será cuestión de clonarlo tantas veces como idiomas puedas llegar a tener y empezar a traducir.

2.     Estructura de idiomas

Cuando ya tengas lista la base, tendrás que elegir la mejor estructura de idiomas para tu web. Los expertos suelen recomendar una estructura basada en subdominios, ya que ayuda tanto a la carga de recursos, como al posicionamiento SEO.

Aquí tienes algunos trucos que te ayudarán con ello.

  • Idioma principal: es interesante que la web esté creada en el directorio en el que se encuentra el idioma principal.
  • Duplica las páginas por cada idioma: trabaja siempre con los duplicados de la web por cada idioma.
  • Recuerda que cualquier nueva sección que añadas tendrás que agregarla en cada idioma, a no ser que la hayas hecho antes de duplicar la página principal.

3.     Traducción

Y ahora empieza el trabajo de verdad, que es traducir toda la web en base a los idiomas que haya.

Algunas secciones son más obvias, como es el caso de las categorías o de las entradas, pero recuerda que hay que traducirlo todo, como:

  • Las etiquetas alt de las imágenes.
  • Los títulos.
  • Las etiquetas meta.
  • Cualquier campo de SEO.

Si te dejas cualquiera de estas traducciones, estarás utilizando las mismas keys en el lugar exacto para cada idioma. Esto puede ser contraproducente a nivel de SEO.

Algunos tips para crear una web en varios idiomas

Queremos ayudarte un poco más dejándole un pequeño listado de consejos que pueden resultarte muy práctico a la hora de diseñar la web:

  • Optimización de contenidos web: hasta hace algunos años, crear una página multiidiomas era un auténtico desafío. Y es que, aunque las traducciones fuesen buenas, podríamos tener problemas con Google, ya que el gigante buscador no siempre indexa de la forma en la que debería. Ahora es posible evitar esto, pero requiere de bastante trabajo. Es importante seguir una buena estrategia de optimización de contenidos web si queremos que la web crezca.
  • Contrata a una agencia especializada en SEO y traducciones: muchos webmaster cometen el error de contratar tan solo a una agencia especializada en traducciones para cambiar el idioma de los textos, y se olvidan por completo del SEO. Por más que la traducción sea exquisita, de nada servirá si no se posiciona en Google. Lo interesante es contratar una agencia SEO que sea capaz de posicionar la web, al mismo tiempo que gestiona las traducciones.
  • Módulos específicos: si estamos hablando de una tienda online que tenga un volumen de artículos considerable, en otros CMS distintos a WordPress (como puede ser el caso de Magento o de PrestaShop), no nos quedará otra que comprar módulos específicos para los diferentes idiomas. Así nos aseguraremos de que lograrán lo que buscamos.

Sigue las indicaciones de este artículo y podrás hacerte con la página web multiidiomas que estás buscando.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *