Estrategia SEO: 10 + 1 pasos y claves para crearla

Tenemos que entender el SEO y el trabajo de posicionamiento de una web como un «todo», es decir, no te va a servir de nada crearle 100 backlinks de autoridad a tu sitio web, sino has trabajado en el contenido o si el tiempo de carga es pésimo.

👨‍🏫 En el SEO no se trata de ser el mejor en algo, sino de ser muy bueno en todo. Si tienes el mejor contenido pero problemas de indexación no llegarán visitas orgánicas a tu web.

De la misma forma, este listado de 10 estrategias SEO que te dejo a continuación, no tienes que entenderlas de forma independiente, es decir, te ayudarán a mejorar tu posicionamiento web siempre que las adaptes a tu estrategia de posicionamiento.

En mis tiempos de aprendiz SEO (¡nunca se deja de serlo!), pero en los inicios, iba devorando contenido de artículos y guías sobre SEO (¡por desgracia no había tanto contenido como ahora!) cometía el error por el que muchos habréis pasado y no quiero que más gente se equivoque, y es, ni más ni menos, que aplicar todo lo que leía sin encuadrarlo en una estrategia.

Que «fulanito» recomendaba crear un enlace en la Wikipedia porque da autoridad, pues allá que iba… Que «menganito» estaba creando enlaces sin anchor con imágenes en los foros, allá que iba yo… 
Que «zutanito» instalaba el plugin Super Mega Monster Hiper Caché y mejoraba su carga… pues…

Lo que quiero que entiendas es que este tipo de artículos de estrategias SEO no debes tomarlo como tips o consejos independientes con los que tu tráfico orgánico va a crecer, sino entenderlos y comprenderlos para aplicarlos en tu plan o estrategia de posicionamiento a largo plazo.

El tráfico orgánico es sin duda uno de los mejores para obtener conversiones y ventas en tu web o ecommerce, conseguirlo no es un trabajo rápido, requiere de planificación y estrategia, no te dejes cegar por modas, piensa siempre en el largo plazo y tendrás una gráfica de tráfico creciente y estable en el tiempo para poder presumir en Twitter.

10 estrategias que mejorarán el SEO de tu web

Cada uno tiene sus propias estrategias que lleva a cabo casi a diario para automatizar un poco el trabajo de posicionamiento web, por lo tanto habrá miles de formas de hacer una misma tarea, de forma más o menos efectiva, pero sin duda cualquier idea aporta siempre algo positivo, por lo tanto si no encuentras listada alguna de las estrategias que uses para tus propios proyectos será un placer leerla en los comentarios.

#1 – Aumentar el tiempo de permanencia en la página

Este pequeño tip guarda relación con que Google considera que una visita de calidad es aquella que pasa más tiempo en la página y si va saltando de página en página dentro de nuestra web, mejor, porque dará a entender que ha encontrado contenido de calidad en nuestra web.

Pero, ¿cómo retenemos al usuario más tiempo en nuestro sitio web? Bien, la respuesta más sencilla es dándole contenido que le interese, pero además, podemos utilizar algunas «estratagemas» para aumentar más ese tiempo:

  • Añadiendo contenido en vídeo, si además diseñamos el vídeo para que se muestre la información más interesante al final lo estaremos reteniendo varios minutos
  • Haciendo un buen enlazado interno, si un usuario ha leído un artículo de 2500 palabras sobre «Cómo posicionar una tienda online» estoy seguro que un artículo que le puede interesar mucho es «SEO para ecommerce«… no dejes en mano de plugins automáticos toda la generación de artículos relacionados.

#2 – Mejorar el CTR en las SERPs

Esta estrategia se basa en la importancia que Google da a los clicks que reciben los resultados, entre otros factores el buscador tiene muchas formas de medir la calidad del contenido que los usuarios se encuentran en nuestra página web, y con esto mejorar / empeorar el ranking.

Si un usuario hace click en nuestro resultado y en menos de 10 segundos vuelve al buscador, dará a entender que el contenido que ha encontrado no ha resuelto su problema y necesita seguir buscando. Si uno de los resultados de la SERP está obteniendo un mayor CTR (Click Through Rate) que el resto significa que por un motivo u otro, los usuarios prefieren ese contenido. Estas señales Google las puede procesar para entender mejor qué contenido prefieren los usuarios para cada intención de búsqueda.

Método white – Si no quieres buscarte problemas con Google y no te vas a desviar de sus directrices no voy a ser yo quien te haga pecar, entonces la mejor forma de «manipular» el CTR y mejorarlo es sin duda escribiendo títulos y descripciones llamativas. Nada de clickbait que luego no guarde relación con el contenido, si no aplicando un poco de copywriting a los títulos y consiguiendo captar la atención del lector.

💡 En este sentido también podrías hacer uso de emojis en el título para llamar la atención, si no sabes qué es un emoji ve al inicio de esta frase, bien utilizados pueden funcionar, aunque haya SERPs completamente plagados de ellas, que destacan más aquellos resultados que no tienen emojis.

Método black – Vas a alguna de las herramientas como por ejemplo Serp.trade, que te permiten comprar «clicks en tus resultados de las SERPs», es decir, tú compras 50 clicks diarios a tu resultado, indicas tu URL, tu web… incluso puedes añadir un código para medir la permanencia de la persona que hace click en tu web y listo.

⚠ Tiene el riesgo que para Google va a ser muy sencillo detectar que una kw con un volumen de búsqueda de 300 mensuales haya un resultado recibiendo (50 clicks x 30 días) 1500 clicks estando en 5 lugar por ejemplo, por eso úsalas con cuidado.

* Como tip final te diré que si te decides por el método white, existen plugins para WordPress que te permiten testear varios títulos en los artículos para saber cuál de ellos recibe más clicks (llama más la atención) y así decidirte por uno u otro.

 

#3 – Vigila las canibalizaciones

Uno de los problemas más comunes en muchos blogs y webs, es que no tienen un calendario editorial, escriben lo que les viene a la cabeza cada día, sin hacer siquiera un keyword research… y al cabo de los años se encuentran que tienen muchas keywords y URLs canibalizadas y que no posicionan.

Una buena estrategia es revisar todas las URLs y por qué keywords posicionan cada una y si encontramos que hay más de 1 artículo posicionado por una keyword juntarlos (a ver con cabeza, no copies y pegues!) en un sólo «super» artículo, además podemos hacer 301 de las URLs de los artículos antiguos al nuevo.

Así tendremos un texto más amplio que ya posicionaba por una keyword + la autoridad de los otros artículos, muchas más posibilidades de mejorar el ranking de esa keyword en concreto.

 

#4 – Reviviendo backlinks

Un backlink de autoridad cuesta mucho trabajo de conseguir, si encima lo recibes desde una web de la competencia que posiciona por las mismas keywords por las que tú estás luchando será un enlace muy valioso que vale la pena pelear, es una lástima que por un descuido de nuestra competencia se encuentren con enlaces salientes que apuntan a una web que ya no existe y no los aproveche nadie, ¿no?

Esta técnica es muy sencilla, lo que buscamos es encontrar dominios expirados a los que apunten webs de nuestra competencia, de esa forma, haciendo una redirección 301 podremos conseguir la autoridad de un enlace de nuestra competencia a nuestra web, o incluso podemos crear una web con más contenido y después sacar un enlace valioso a nuestra web.

Podemos encontrar dominios expirados en los enlaces salientes de las webs de nuestra competencia de varios modos, como por ejemplo:

  • Screaming Frog, podemos extraer los enlaces salientes de nuestra competencia de forma muy sencilla, basta con analizar el sitio web (con la opción spider) y luego desde la pestaña Externa, podemos ordenar los enlaces por el código de respuesta, sólo tienes que buscar aquellos que no dan un código válido para encontrar dominios caducados.
  • Con aHrefs, de forma más sencilla, con la herramienta líder en enlaces por excelencia, podremos extraer todos los enlaces salientes de una web que estén rotos, hay una pestaña específica para eso. Aunque yo prefiero extraer todos los enlaces salientes y luego pasarlos por Scrapebox para detectar aquellos dominios que estén libres y de paso chequear si tiene alguna autoridad aún o  si está indexado por Google todavía o no.

 

#5 – Revisa los enlaces rotos

Como medida preventiva, sin obsesionarse, está bien revisar los enlaces rotos de nuestra página web cada 2-3 meses, dependiendo de la frecuencia con la que publiques contenido. Además de mantener bien cuidada tu estrategia de «Link Sculpting» distribuyendo de forma cuidadosa y meditada la autoridad de la web estarás dando una buena impresión a los usuarios que no encuentren enlaces rotos o contenido desactualizado.

 

#6 – Atrae a los enlaces – Link Baiting

Una de las técnicas más «viejas» en cuanto a link building es la conocida como linkbaiting, traducido, viene a ser algo así como «cebo de enlaces», se trata simplemente de crear contenido que llame la atención o que sea de mucho valor para ser enlazado.

El motivo de su poco uso es porque requiere algo de trabajo, por eso mucha gente lo olvida pero es sin duda una técnica muy efectiva que te va a «garantizar» backlinks de la forma más natural posible, ya que no tendrás nada que ver con su creación.

Ejemplo de contenidos usados para hacer linkbaiting:

  • Infografías: es el ejemplo al que siempre se ha recurrido, pero una infografía es capaz de mostrar información de forma visual en muy poco tiempo, crearlas lleva un tiempo, por eso a mucha gente le resulta más sencillo «copiarla» de una web y enlazar al original que crear una propia.
  • Herramientas: imagina cualquier herramienta que sea gratuita y pueda resolver un problema a alguien, no tiene porque ser digital, pero en nuestro gremio, por ejemplo una herramienta gratuita que analizara tu web y te indicara los backlinks tóxicos sería algo a lo que mucha gente recurriría y recomendaría.

Como todo, tienes que darle un poco de vuelta de tuerca … si tienes una zapatería online, una infografía sobre tipos de zapatos igual pasa inadvertida… pero una infografía donde se crucen datos de tipos de zapatos en el mundo, qué tipo de zapato se usa más en cada ciudad, qué tamaño de pie es la media en cada país, etc … algo «original» seguro que es mucho más llamativo para ser enlazado por bloggers de moda, por ejemplo.

#7 – En busca del backlink perdido

¿Cuántas veces te ha pasado que tienes una página con decenas o cientos de backlinks por lo que sea la has eliminado y no has redirigido todos los enlaces? ¿Ninguna? ¡A mi muchas! Desde entonces tengo por costumbre analizar cada X tiempo las páginas que enlazan los backlinks entrantes a la web, así me aseguro que si hay alguna página que ha desaparecido hacer un 301 a una página similar para que el tráfico que entre por esos enlaces encuentre contenido relacionado y no perder autoridad.

¿Cómo encontrar páginas con enlaces que ya has eliminado? Muy sencillo, puedes buscarlas en la herramienta de aHrefs revisando las páginas a las que van dirigidos los backlinks entrantes o sino tienes licencia de ésta, puedes mirarlo en GSC exportando los datos y trabajando con ellos.

#8 – Soltando lastre

Pese a que todavía hoy algunos siguen pensando que mucho más contenido no tiene que ser mejor necesariamente, sí, un texto de 10.000 palabras tiene la ventaja que puedes hablar más extenso sobre un tema y posicionar más keywords, pero no quiere decir que ese texto posicione mejor o que convierta mejor.

Si tienes una web con 10.000 URLs pero el 95% del tráfico entra por 100 urls está claro que tienes un problema, tienes 9.900 URLs que apenas llevan el 5% del tráfico a tu web, ¡hay que hacer dieta!

Los motivos por los que no traccionan tráfico pueden ser muchos y muy variados, que no estén indexadas, que se canibalicen unas a otras, que el contenido sea de mala calidad (thin content), que tengan poca autoridad … etc … pero lo importante es que el crawler de Google (GoogleBot) está invirtiendo el tiempo en indexar URLs que no nos aportan nada y puede ser que páginas que son importantes para nosotros se estén quedando fuera.

Descubrir páginas que no lleven tráfico a nuestra web es muy sencillo, para hacerlo solamente tienes que tener instalada la herramienta de analítica de Google (Google Analytics), una vez dentro nos dirigimos a la sección Comportamiento > Páginas de destino, y ahí podrás encontrar las páginas y las visitas que aterrizan directamente en ellas, ordénalas por orden de menor a mayor y en un rango de fechas amplio (más de 6 meses) que le de tiempo al nuevo contenido a posicionar.

#9 – Aprovecha todos los canales

El hecho de tener una web o un blog es el primer paso y vital sin duda, pero no te quedes en él a la hora de crear comunidad alrededor de tu web.

Redes sociales, dependiendo del perfil de tu buyer persona, te  convendrá aparecer en una u otras redes sociales, pero en cualquier caso, las redes sociales son un buen lugar para compartir opiniones, ofrecer contenido de valor e ir creando una comunidad más allá de tu web.

Marketplaces, si tu web es un ecommerce, existen muchos canales que tienes que explorar ya que te podrán llevar mucho tráfico y ventas, canales como Google Shopping, Amazon, Ebay … Además de llevarte clientes, conseguirás enlaces desde sitios de autoridad y relacionados con tu temática.

#10 – Todos los proyectos son importantes

Un último consejo que vengo aplicando a mi desde hace unos meses y me está resultando de forma muy positiva, y  es aplicable a todos aquel consultor SEO que como yo han dejado su web personal o de agencia descuidada durante meses o años, no es más que contar tu web propia  o de la agencia como un cliente más, no olvides que bien trabajada será la mejor fuente de ingresos y entrada de clientes que tengas.

Muchas veces solemos descuidar nuestras webs si estamos faltos de tiempo y lo dedicamos a las webs de los clientes, pero a la larga estamos cometiendo un error, ya que estamos perdiendo poco a poco posicionamiento y esto se transformará en menos clientes a futuro.

Por lo tanto dedica X horas al mes a tu propia web, a redactar contenido, optimizar el SEO, conseguir backlinks … ¡siempre hay algo que hacer!

 

#10 + 1 Hacer un buen estudio de palabras clave

Para seguir con las ilustraciones te diré que el keyword research o estudio de palabras clave es la cimentación de nuestro proyecto web, es decir, empezar a crear contenido o diseñar una arquitectura web sería un trabajo imposible (o simplemente mal realizado) sino has hecho previamente un estudio de palabras clave completo de tu sector.

Gracias a este keyword research podemos encontrar aquellas palabras clave óptimas para crear contenido y posicionar nuestro contenido, por ejemplo, trabajar un contenido para la palabra clave «zapatos de fiesta rosa» será una pérdida de tiempo y dinero si nadie busca esa keyword y sí buscan en cambio «zapatos de fiesta verdes».

Para detectar keywords interesantes debemos aprender (sino los conoces ya) dos nuevos conceptos volumen de búsqueda e intención de búsqueda.

El primero como acertarás a «descifrar» se trata del volumen de búsquedas mensuales que esa kw tiene en Google (otras muchas herramientas pueden hacer una estimación de este volumen también) por país o de forma global.

Tipos de keywords por volumen de búsqueda:

  • Head – Mayor volumen de búsquedas pero menos específicas, por ej: zapatos
  • Middle –  Volumen medio de búsquedas y más específicas, por ej: zapatos boda
  • Long – Menor volumen de búsqueda, menor competencia y más específicas, por ej: zapatos de cordones boda caballero

El segundo indica la intención del usuario del usuario, el porqué de esa búsqueda, qué espera el usuario encontrar en la página.

Tipos de keywords por intención de búsqueda:

  • Informativas – Este tipo de keywords indica que la intención del usuario es meramente informativa, por ejemplo «cómo organizar una boda»
  • Transaccionales – Indican que los usuarios quieren realizar una acción (que puede ser descargar una app, realizar una compra, contratar un servicio, descargar un libro …), por ejemplo y siguiendo el ejemplo de las bodas «contratar catering de bodas»
  • Navegacionales – Con esta intención el usuario está dando a entender que quiere llegar a algún sitio, por ejemplo, si escriben Twitter en el cajón de búsqueda el usuario quiere llegar a Twitter.com. Lo más lógico sería escribirlo en la barra de direcciones, pero si miras el volumen de búsquedas que tiene la keyword «google» dentro de Google no te sorprenderías de nada.

Pero, ¿cómo sabemos la intención de búsqueda de un usuario? Lo más sencillo es ir a Google y buscar esa keyword, ver qué está ofreciendo la competencia en los primeros resultados y copiar esa intención.

Ahora bien, Google no siempre tiene claro qué necesitan los usuarios, pese a que tiene miles de millones de consultas diarias y puede llegar a algunos resultados concretos no siempre puede o quiere hacerlo.

Por ejemplo, si buscas la keyword «bodas» en Google, verás que en la primera página de resultados encontramos 3 intenciones de búsqueda:

  • (navegacional) Bodas.net – Por marca y relevancia dentro del sector, Google puede entender que el usuario quiere dirigirse al portal de bodas
  • (informacional) Wikipedia – Una página de la Wikipedia con información sobre bodas
  • (transaccional) Zankyou.es – Un portal de servicios para bodas

Realizando un kw research

Existen infinidad de herramientas para realizar un keyword research, principalmente te aconsejo tener siempre a mano una hoja de cálculo (Excel o Google Spreadsheet) y la herramienta que elijas, aHrefs si tu presupuesto lo permite, o Semrush… o alguna gratuita como Ubersuggest.

Ahora tendremos que, a partir de unas keywords semillas, ir analizando y extrayendo toda la información posible de las keywords que encontremos, keywords relacionadas, búsquedas similares, volumen de búsquedas, si son estacionales o no …

Toda esta información podemos volcarla a la hora de cálculo y trabajar con ella allí, organizando y categorizando las keywords para trazar nuestra estrategia desde la que podemos empezar a hacer crecer nuestro proyecto web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba