Qué es la densidad de palabras clave y cómo optimizarla

A estas alturas, seguro que ya conoces la importancia que tienen las palabras clave o keywords a la hora de posicionar cualquier proyecto online. Tal es su importancia que, si no se tienen en cuenta, es prácticamente imposible que tu web llegue a algún lado, y mucho menos a las primeras posiciones de los buscadores.

Google, en su afán por dar prioridad al contenido de mayor calidad, categoriza sus webs en relación a determinadas temáticas. Para conseguir acceder a las mismas, el usuario debe introducir términos en los buscadores, y esto precisamente son las keys.

Esto da lugar a la aparición de todo tipo de conceptos y terminología que cualquier propietario de un proyecto web tendrá que conocer si quiere que este llegue a alguna parte, como la densidad de palabras clave.

¿Todavía no sabes lo qué es y/o para que significa? ¿Te gustaría saber cuál es la densidad de palabra clave más adecuada para tu negocio? Esto te interesa:

¿Pero antes de nada… a qué llamamos densidad de palabra clave?

Este concepto es sencillo de entender: no es otra cosa que la cantidad de veces que aparece una determinada key en el texto. Se da en forma de porcentaje y, para calcularlo, se tendrá en cuenta el nº de palabras total del artículo que se está redactando.

Qué es la densidad de palabras clave y cómo optimizarla

Vamos a suponer que tenemos una agencia de marketing y nuestra palabra clave en uno de los servicios estrella que ofrecemos va a ser “posicionamiento SEO”. Hemos hecho una keyword research para determinar que esta palabra nos interesa, que tiene un volumen de búsqueda interesante y que la complejidad de búsqueda no es alta (es un ejemplo, ya que realmente este término es muy complicado de posicionar).

Nuestro objetivo sería integrar esa palabra clave una determinada cantidad de veces.

¿Cuál es la idea de esto? Que cada vez que un posible cliente buscase el término de posicionamiento web en Google, aparecieran nuestra empresa en las primeras posiciones. Para ello, crearemos un tipo de contenido, lo más completo posible y de calidad, en el que detallaremos que ofrecemos este servicio y todo lo que puede conseguir el cliente si se termina decantando por el mismo.

Fórmula para calcular la densidad de keys

Basándonos en el ejemplo de la agencia de posicionamiento, vamos a calcular la densidad de de keys.

La fórmula que se establece es la siguiente:

Densidad = (Cantidad de veces que aparece la key en el texto/ cantidad de palabras) * 100

Así que supongamos que vamos a crear un artículo de 1000 palabras para ofrecer el servicio, y que vamos a repetir la key unas 20 veces. En este caso, aplicaremos la siguiente fórmula:

20 * 1000 / 100 = 2%.

Nos da el resultado de que la densidad de palabra clave para “posicionamiento web” en el texto del servicio será de un 2%.

Si nos mandasen redactar un artículo con una densidad de palabra clave de 1% en un texto de 500 palabras, haciendo los cálculos pertinentes, la web se repetiría 5 veces.

¿Qué densidad de palabra clave es la más recomendada para mi proyecto?

Este es un tema bastante controvertido, ya que cada SEO hace su propia interpretación de cuál es la densidad de palabra clave.

  • Lo más interesante es que la key se repita de forma natural y se agreguen bastantes sinónimos.
  • Pero algunos expertos aseguran que hay que machacar bastante la key, ya que de otra forma no se terminará posicionando.

Se suele fijar una densidad de palabra clave comprendida entre el 1.5 y el 2%. Es decir: para un artículo de 500 palabras, la palabra clave se repetiría entre 7.5 y 10 veces.

¿Entonces que pasa si nos excedemos de esta densidad de palabra clave? En principio, nada, pero si nos vamos un poco más arriba sí que podemos tener problemas.

Según algunos estudios, Google no dará la voz de alarma hasta que la densidad de palabra clave sea del 3% (en el caso anterior, estaríamos hablando de una repetición de 15 veces de la palabra clave en un artículo de 500 palabras).

Sin embargo, este valor es variable y dependerá mucho del sector en el que queramos posicionar el artículo. Digamos que hay cierta versatilidad en este tema: podríamos estar hablando de una densidad algo más baja, incluso hasta de algo más alta, en base al sector al que nos refiramos.

Recomendación: Introducir una gran cantidad de palabras clave en un artículo puede acabar con la naturalidad del mismo. Por ejemplo, pedir a un redactor un artículo del 3% de densidad de keyword con una extensión de 500 palabras (15 repeticiones) hará que tenga que mencionar dicha key en prácticamente cualquier apartado. Puede que consiga terminar dicho reto, pero te aseguramos que el resultado estará muy lejos de ser natural.

El gran problema del keyword Stuffing

Si la densidad de palabra clave se eleva en exceso, tendremos un problema de keyword stuffing. Si, has leído bien, es un problema, y esto en Internet quiere decir que nos podemos llevar una penalización de Google o, como mínimo, nuestra web no será indexada.

Lo cierto es que esta técnica tiene su fundamento, y es que hace unos 10 años funcionaba a la perfección. Muchos redactores se encargaban de machacar la misma key una y otra vez, con abusivos porcentajes de palabra clave que hasta podría llegar a un 30%.

¿Ahora tiene sentido el keyword stuffing? No, y te damos 2 razones que lo explican:

  • Google detectará que se intenta posicionar esa key gracias a sus avanzados algoritmos y ya te avisamos que no se lo va a tomar muy bien. Lo más posible es que, como mínimo, ese artículo no llegue a ninguna parte. En el peor de los casos, tu página podría ser clasificada como SPAM.
  • El usuario se encontrará con una página en la que el texto repite lo mimo una y otra vez. Es poco probable que quiera contratar un servicio o comprar un producto que se vende de esta manera.

A día de hoy, el Keyword Stuffing es uno de los principales tipos de cáncer de cualquier proyecto web.

¿Cómo repartir de una forma lógica las palabras clave en tu web?

Es complicado, pero el webmaster debe encontrar el equilibrio entre repartir las palabras clave de tal forma que responda a la intención de búsqueda del lector, pero al mismo tiempo no sobre optimice.

Estos son algunos de los lugares y consejos que nos ayudarán a conseguir un reparto lógico:

  • Títulos: es muy interesante integrar la palabra clave en el título de la web o de cada artículo. Así, tanto Google como el lector no tardará en identificar lo que se pretende como el mismo.
  • URL: introduciendo la key en la URL creamos urls amigables que mejoran el posicionamiento, además de facilitar el enlazado interno.
  • Metadescription: muy interesante para que Google pueda interpretar la keyy y darle el valor que se merece.
  • Textos alternativos en imágenes: no te olvides de introducir palabras clave en el atributo alt de las imágenes. En contra de lo que parece, estas palabras clave posicionan muy bien.
  • La importancia de escribir sinónimos: una buena solución al keyword stuffing la encontramos en los sinónimos de la palabra clave. Estos sinónimos evitan que Google te pueda penalizar por repetir una y otra vez la misma key, pero al mismo tiempo seguiremos resolviendo la intención de búsqueda que tiene el lector.
  • Variaciones en la key: también puedes agregar alguna variación en tu palabra clave (por ejemplo, la podría agregar en plural, o añadir algunos términos relevantes, convirtiéndola en una long tail keyword).
  • Usa preposiciones: las preposiciones, como tales, no ayudan a mejorar el SEO de una web, pero si que permiten dotar de una mayor naturalidad a cualquier texto. Por ejemplo, si quieres posicionar la web de SEO Alicante, para una estrategia de Seo local, puedes agregar alguna vez la variación de Seo en Alicante.

En definitiva, tenemos que ponernos tanto en la piel de nuestro lector, como en la de los algoritmos de google que van a rastrear nuestra web. Esto nos permitirá crear textos lógicos, orientados a alcanzar las mejores posiciones den los buscadores.

¿Quieres mejorar la densidad de tus keywords? ¡Prueba con estas herramientas!

Como has podido comprobar en este artículo, no resulta especialmente sencillo encontrar el porcentaje de densidad de palabra clave que se adapta mejor a nuestro tipo de web. Es por ello, por lo que existen ciertas herramientas que nos pueden ayudar con ello.

Este tipo de software actúan como una guía para orientarnos a la hora de conseguir la densidad correcta:

1.     SEOlyze

SEOlyze es una práctica herramienta de SEO que está destinada a hacer un análisis completo en cualquier web. Además, tiene una interesante función que te ayudará con la optimización de palabras clave.

Haciendo clic en el aparatado correcto, te puede lanzar un informe en el que se detallarán las keys que más utilizan los competidores, en relación con tu palabra clave (es decir, podrás conocer tanto variaciones como sinónimos, para comprobar cuales son las que mejor posicionan).

También te da información sobre aquellas keys que más veces deberían aparecer, y sobre las que no son tan importantes.

Aunque si bien es cierto que estamos hablando de una herramienta de pago, en cuanto comiences a alcanzar las primeras posiciones verás como no tardas en amortizar la inversión.

2.     Website auditor

Los datos que ofrece son similares a los de SEOlyze, aunque los presenta de una forma diferente.

Se encarga de analizar la URL que se le indique y hace una investigación para determinar que posición ocupa en el mercado en base a una determinada palabra clave. Obtendremos un informe en el que se detallará tanto los títulos que se usan, como están distribuidos, si nos hemos excedido usando palabras clave, cuales faltarían incluir, entre otros datos de importancia.

Es otra práctica herramienta que nos previene del keyword stuffing, o que nos indica si ya estamos llevando a cabo esta mala práctica que nos podría llevar a una importante penalización.

Ahora que ya conoces la importancia que tiene la densidad de palabra clave, y como mejorarla, es cuestión de ponerse a trabajar en tu web para aplicar las mejoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *