Una estrategia de posicionamiento ganadora empieza con una auditoría SEO

Como consultor SEO una de las acciones que tendrás que llevar a cabo, clave para que la estrategia diseñada de crecimiento y posicionamiento tenga éxito es la auditoría SEO.

Una auditoría SEO es un análisis exhaustivo de todos aquellos elementos de tu web que afectan al posicionamiento SEO.

Al igual que los equipos de fútbol someten a sus nuevos fichajes a unos chequeos médicos previos a su incorporación para conocer su estado físico y de salud, como consultor SEO, la auditoría debe ser la primera acción a realizar con un nuevo cliente, para conocer el estado actual de la web, posicionamiento, errores, etc.

Es una primera toma de contacto con la web, un informe que nos aclarará como consultores SEO los factores que están perjudicando el posicionamiento de la página web para que podamos darle solución.

No se puede mejorar aquello que no se mide y no se puede arreglar aquello que no se conoce, por lo tanto, la auditoría lo que busca es dar luz a cualquier problema que afecte al posicionamiento, como la indexación, enlazado interno, contenidos, etc.

Qué es una auditoría SEO

Una auditoría SEO es un análisis en profundidad para localizar y poner el foco en los errores de posicionamiento que se encuentren en tu página web y que pueden lastrar un buen ranking en las SERPs, además busca optimizar la máximo posible todos estos factores.

Una auditoría SEO debe ser llevada a cabo por un profesional con experiencia, ya que es ésta la que va a dar una visión global de los problemas que pueden afectar a un sitio, existen muchas herramientas SEO que generan informes automatizados (lo que llamo auditorías «en lata») y realizan «auditorías SEO» pero éstos son sólo una parte de una verdadera auditoría.

El valor no está sólo en detectar los errores sino en darles una solución que encaje en la estrategia de posicionamiento del sitio web, a veces la solución no pasa por reducir el tamaño del título de 100 a 65 caracteres porque te lo indique «tal» herramienta y necesita una solución más creativa y estudiada.

Pasos para llevar a cabo una auditoría SEO

1 Análisis SEO On Page de la web.

El primer paso es analizar la web en sí, contenidos, enlazado, incluso código por si encontramos errores en él que impidan un correcto posicionamiento de la web.

Herramientas útiles: Screaming Frog, Web Site Auditor, Safecont

2 Análisis SEO Off Page de la web.

Ahora vamos a analizar los factores externos a nuestra web pero que afectan de forma directa sobre su posicionamiento web como son: backlinks, visibilidad, etc…

Herramientas útiles: aHrefs, Semrush

3 Análisis indexación, visibilidad y posicionamiento.

Toca conocer el estado real de posicionamiento del site que vamos a analizar, debemos conocerlo por dos motivos, para saber el punto desde el que partimos y medir resultados en el tiempo y para detectar posibles problemas de indexación, penalizaciones, etc.

Herramientas útiles: Sistrix, aHrefs, Semrush

4 Elaboración de informe y estrategia para solucionar los problemas detectados.

Todo lo anterior lo puede realizar una herramienta potente, digamos que extraer datos es lo «sencillo», ahora toca maquetarlos, analizarlos y ponerlos en perspectiva con el site que estamos analizando.

Ten en cuenta que en los informes de prepares de una auditoría web, el lector probablemente no tiene muchos conocimientos SEO (por eso te contrató a ti!), así que no metas datos y datos que hagan el informe ilegible, trata de sintetizar, y de ofrecer una explicación a cada dato que ofreces, además de la solución.

Ej: Que a un propietario de un ecommerce le digas que su web tiene un porcentaje de rebote del 90% igual no le dice nada, pero si le explicas que de cada 10 personas que entran a su página 9 se van entonces tendrá claro el problema al que se enfrenta.

Herramientas útiles: Google Data Studio, Word

Auditorías en lata

Sino tienes unos conocimientos medios – altos sobre posicionamiento web, o como analizaremos ahora programación, herramientas web, administración de sistemas, siempre puedes recurrir a determinadas herramientas como Website Auditor o Woorank, que realizan «auditorías SEO» de forma automática.

El problema de este tipo de informes es que se limitan a mostrar datos, no pueden interpretarlos, están muy limitados y como toma de contacto para alguien que no sabe de SEO pueden estar bien, pero a la larga se quedan cortos.

Por ejemplo, pueden decirte que tienes 10 páginas con contenido inferior a 700 palabras, pero no pueden decirte si ese contenido Google lo puede detectar como thin content o si ese contenido no está atrayendo visitas (puedes saberlo con Analytics), o si ese contenido no está consiguiendo conversiones, captando leads, etc …

Este tipo de informes de tu web se generan en cuestión de segundos o como mucho minutos, en cambio un consultor SEO pasará horas y horas analizando tu web al detalle, tratando de entenderla y generando una estrategia SEO futura para el crecimiento de la web, ¿el resultado no podrá ser nunca el mismo, no?

 

¿Cómo hacer una auditoría SEO?

A la hora de llevar a cabo una auditoría SEO no puedes enfrentarte a ella sólo, necesitas tener a mano las mejores herramientas SEO, ten en cuenta que debes analizar la web en profundidad, no te vas a poner a revisar las páginas una a una para ver si tienen H1, meta description, etc… sería de locos!

Conocimientos para hacer una auditoría SEO

 Posicionamiento web . No hace falta explicar mucho, ¿no? No tendría sentido hacer un informe sobre cómo mejorar la estrategia de posicionamiento web sin saber de ello.

 HTML . El eterno debate, siempre sobre si los SEO´s debemos saber programación o no, en mi opinión es que sí, trabajamos a diario con páginas realizadas en HTML (además de PHP, CSS, JS…), no está de más conocer algo de programación. Puedes saber porqué falla algo, porque tu página tarda en cargar… además que conocer etiquetas que Google valora y que no son muy comunes de usar.

 Sysadmin . Si tienes conocimientos acerca de administración de sistemas podrás llevar a cabo las tareas de WPO para mejorar el tiempo de carga, evidentemente no es imprescindible, sino más bien deseable.

 Herramientas . Sí, yo suelo catalogar a las herramientas como meros intermediarios, hay gente que confía demasiado en ellas y no son más que ayudas, el trabajo lo hacemos los SEO´s, pero conocer a fondo herramientas como Screaming Frog a la hora de realizar una auditoría te permiten enfrentarte a ella con un arsenal muy potente.

Pero sobre todo lo que más te va a ayudar a hacer una buena auditoría SEO es la experiencia, la experiencia de haber hecho cientos de ellas antes, la experiencia de haber encontrado muchos problemas de los que no vas a leer en ninguna guía sobre cómo hacer una auditoría SEO porque se harían interminables.

Por eso, si estás pensando en realizar una auditoría seo a tu web personal adelante, aprenderás mucho en el camino, pero si necesitas una auditoría SEO para tu negocio que está funcionando y te juegas mucho dinero no lo dudes y confía en un buen profesional para llevar a cabo una exhaustiva auditoría SEO.

 

Factores a revisar en una auditoría SEO

Antes de empezar ten en cuenta que aunque te dejaré una lista o un checklist estándar de los factores a revisar en una auditoría SEO común, cada web es un mundo, deberás decidir qué factores son más importantes a revisar en tu web.

Por ejemplo, en un ecommerce factores como CRO (Conversion Rate Optimization), o mejora de la tasa de conversión serán fundamentales, para obtener más ventas con el tráfico que recibimos.

En cambio, si tu web es un blog informativo, analizar factores CRO no tendrá mucho sentido y sí puedes hacer más hincapié en la calidad de los contenidos y en desarrollar un buen keyword research y un calendario editorial acorde a los resultados obtenidos del mismo.

No todos los factores tendrán el mismo peso, deberás decidir y de modo global, cuáles son los más adecuados para tu web y por supuesto, a la hora de generar el informe, decidir conforme a su grado de impacto y tiempo de desarrollo de trabajo que soluciones priorizar en la estrategia de mejora del posicionamiento web en base a la auditoría realizada.

Por ej, en un ecommerce con 100.000 productos, poner como mejorar la reescritura y optimización del texto de todas las descripciones de los productos es una tarea que podría llevar miles de horas, igual con una mejorar en el enlazado interno consigues una mejora sustancial en los rankings sin invertir más de 20 horas.

 

SEO On Page

Analizaremos a fondo todo lo relacionado con nuestra web, es decir, todo aquello a lo que tenemos acceso y lo más importante, lo que podemos solucionar nosotros mismos.

Arquitectura web

Entendemos por arquitectura web o arquitectura de la información la jerarquía de contenidos con la que creamos nuestra página web,

La finalidad de una buena arquitectura web es que tanto los usuarios como los robots de búsqueda encuentren de forma fácil y accesible toda la información.

Una buena arquitectura tiene que tener en cuenta además factores como el enlazado interno, para distribuir de forma correcta el link juice por todas las URLs del site que nos interese posicionar y agrupar todo el contenido posible dentro de los 3 primeros niveles.

 

Contenidos

El contenido es clave en tu página, no sólo de cara a Google a obtener un mejor posicionamiento en los buscadores, sino al usuario, para convencerle de que tu producto es mejor, el copywriting pero eso da para otra auditoría.

Lo que nos interesa analizar en una auditoría SEO es que el contenido de nuestra web sea indexable, que esté acorde a la intención de búsqueda de los usuarios, que tratemos keywords con búsquedas, etc.

No sólo te centres en el texto, comprueba que las imágenes tienen la etiqueta ALT, que el tamaño con el que cargan es el correcto y no lastran la carga de la web, etc.

 

Enlazado interno

El enlazado interno es tan importante como los backlinks de otras webs a la nuestra, primero porque evidentemente son de la misma temática, segundo porque controlamos sus enlaces de salida, tercero porque nos sirve para controlar el link juice de todo el site, es decir, distribuir la autoridad de las páginas.

Te aconsejo que hagas uso de una plantilla en Excel o Google Spreadsheets para llevar un correcto control del enlazado interno de tu web.

También existen plugins para WP que te permiten controlar el enlazado interno de tu web, te aconsejo que no dejes nada al azar, todo tiene que estar medido, de forma natural pero medido.

 

Indexación

De nada te vale tener la mejor web del mundo, la que carga más rápido o la que tiene el mejor contenido si Google no es capaz de rastrearla e indexarla.

Así la detección y solución de todos estos tipos de problemas de indexación son una prioridad antes de ejecutar cualquier otra solución, pues de nada te sirve optimizar los títulos para mejorar el CTR de tus resultados en las SERPs, si ni siquiera apareces en ellas.

Problemas comunes de indexación:

  • Páginas huérfanas (no enlazadas desde ningún sitio) a las que el rastreador tiene problemas para llegar
  • Etiquetas «noindex» colocadas por error en páginas que sí queremos rastrear
  • Reglas de bloqueo en archivo robots.txt que evita el rastreo de determinado directorio a URLs
  • Contenido ubicado a varios niveles de distancia de la página /Home

Debemos comprobar que las páginas que tiene Google indexadas en el buscador corresponder con las que nuestra web tiene realmente, esto se conoce como saturación, y puede ser que Google esté indexando más páginas (urls con parámetros, errores, etc) o menos páginas (si hay URLs inaccesibles por ejemplo).

Puedes comprobar las páginas de tu sitio con Screaming Frog y las que Google tiene indexadas en GSC, sección Indice – Cobertura, o desde el propio buscador con el comando: site:midominio.com.

 

Errores

En esta sección podemos incluir todos los errores a nivel general que nos vayamos encontrando y no tengan cabida en alguno de los grupos anteriores, porque no sean tan importantes o porque su número sea reducido como para agruparlos en una sola sección, ej:

  • Error en código que muestre datos incorrectos en una página
  • Errores en el parseado de la URL que muestran códigos raros
  • Errores ortográficos
  • Errores de generación de archivos (robots.txt, sitemap.xml, etc)

 

SEO Off Page

Ya hemos hablado sobre el Off Page, en él se engloban todos los aspectos referentes a nuestra web «ajenos» a ella, pueden ser la visibilidad, la autoridad, el tráfico, etc.

 

Linkbuilding

Quizás el factor más importante dentro de los englobados como SEO Off Page, el linkbuilding tiene sus admiradores y sus detractores, pero a día de hoy el linkbuilding sigue siendo uno de los pilares sobre los que apoyar el posicionamiento de nuestro sitio web, siempre con conocimiento, claro.

Tener claro el perfil de enlaces que recibe la web analizada es vital para poder trazar una estrategia de linkbuilding efectiva, puedes además compararla con el perfil de enlaces de la competencia para saber si lo estás haciendo de forma correcta.

 

Posicionamiento

Antes de empezar a hacer modificaciones y correcciones debes haber registrado todas las palabras claves por las que aparecía la web y su posición, así podrás ver la evolución y si los cambios aplicados son los correctos.

 

Visibilidad

No te quedes sólo en rankings, conocer el factor de visibilidad también te ayudará a saber si los usuarios tienen acceso a tu web o a tu marca y si les llega correctamente, es decir, si pueden encontrarte en los buscadores, herramientas como Sistrix pueden servirte para conocer la visibilidad de tu proyecto.

 

Penalizaciones

Si la web ha tenido una caída drástica de tráfico o si viene arrastrando bajadas continuadas desde hace tiempo quizás esté sufriendo una penalización manual o automática (algorítmica) que debemos descartar o confirmar en nuestra auditoría, y si fuera así ofrecer una solución.

Para descartar que se trata de una penalización manual puedes acceder al panel de GSC (Google Search Console):

Seguridad y acciones manuales > Acciones manuales

Y descartar o confirmar una penalización manual, ya que todas las penalizaciones manuales que Google hace a una página web deberían aparecer en esta sección.

En cambio si te enfrentas a una penalización algorítmica, tendrás que hacer uso de terceras herramientas para poder detectarla, una de las herramientas más útiles para detectar penalizaciones es Panguin Tool de Barracuda en la que puedes mediante una superposición de estadísticas de tu tráfico con fechas de actualizaciones en el algoritmo de Google detectar si se trata de una penalización.

Sistrix o Semrush son herramientas con las que también podrás detectar si tu web se ve afectada por una penalización, por un cambio de algoritmo o simplemente es un cambio de tráfico estacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba