¿Qué precio tiene una web en WordPress?

A día de hoy aún hay gente que ve un presupuesto de una página web y le parece caro cualquier precio, no lo ven como una inversión, sino como un gasto y claro, con esa mentalidad se cierran muchas puertas. Empresas que en pleno siglo XXI ven internet como un canal alternativo y opcional para el crecimiento de su negocio y muchas que hacen la web simplemente porque la competencia la tiene pero no esperan nada de ella, en esos casos, cualquier presupuesto les va a parecer caro.

Si no ves internet como un canal real de crecimiento de tu negocio y la web como la mejor herramienta de que dispones para captar clientes, no vas con la mentalidad correcta para pedir un presupuesto web

Antes de nada, te aconsejo que no busques el camino fácil y barato para crear la página web de tu negocio, porque al cabo de poco tiempo te verás en la obligación de desembolsar más dinero para solucionar una web que no funciona (no se ve bien en móviles, carga muy lenta, no posiciona o no convierte bien…) y tratar de recuperar el tiempo perdido frente a tu competencia.

¿Cuánto cuesta una página web en WordPress?

Pero es que WordPress es gratuito… pero eso es subir la página al hosting y ya está… cuántas veces se habrá repetido ese chacra a lo largo de todas las agencias de desarrollo del mundo… Sí, WordPress es gratuito y sí, la instalación empieza por subirlo al hosting, pero hacer una web en WordPress es mucho más que eso.

  • Configurar hosting
  • Seleccionar y configurar / modificar theme (normalmente el theme es de pago si quieres algo «profesional»)
  • Seleccionar los mejores plugins (hay que conocer muchos) y configurarlos (algunos son de pago)
  • Seleccionar y editar las imágenes (puedes cogerlas de un banco de imágenes de pago, o seleccionar las que tengan licencia creative commons)
  • Configuración general de WP (dominio, email, formato de hora, categorías, usuarios…)
  • Configuración avanzada del plugin de SEO, yo recomiendo Rank Math (hay que saber de posicionamiento web para configurarlo!)
  • Crear formularios
  • Adecuación política de privacidad y cookies
  • Configuración herramientas analítica (Google Analytics, Google Search Console)
  • Configuración píxel herramientas SEM (por ejemplo Google Ads, Facebook Ads…)
  • Configuración de formularios y herramientas externas para email marketing (Mailchimp, es de pago)
  • Contratar dominio y el hosting más adecuado

Esas son sólo algunas de las tareas si quieres crear una web con WordPress, si estás dispuesto a hacerlas tú sin conocimientos adelante, entre el tiempo de formarte y el de desarrollo te aseguro que te saldrá mucho más económico contratar a un profesional, además que el resultado será muy superior, si quieres hacer una web de empresa con 4 páginas igual creas que no te merezca la pena contratar a un profesional, pero si buscas crear un eccomerce no te aconsejo lanzarte a realizar el trabajo por cuenta propia.

¿Qué es WordPress?

WordpressWordPress, lanzado en el 2003 por la empresa Automattic, es un software gestor de contenidos que nos permite crear un blog (en sus inicios, hoy en día puedes crear un ecommerce, directorios, webs de cursos, foros…) de forma sencilla y publicar y gestionar contenidos de forma cómoda para los usuarios.

WordPress es a día de el CMS (Content Management System) más usado en internet, casi un 35% de las webs que existen a día de hoy en internet están creadas con WordPress, eso te da una idea de la magnitud de tu implantación.

WordPress es GRATUITO, es decir, tú mismo puedes descargarlo de su web, subirlo a tu propio hosting y empezar a funcionar con él, además es software libre, es decir, que tú mismo puedes editar su código fuente por si necesitas hacer mejoras o ampliaciones.

Está desarrollado en PHP, puede correr en máquinas con entorno MySQL (PostgreSQL, MariaDB) y Apache (o Nginx) y actualmente (2020) tienes disponible la versión 5.x para descargar desde el repositorio oficial.

Elementos imprescindibles para tener una web con WordPress

Aunque hicieras la web por tu cuenta sin contratar a un profesional, hay una serie de elementos por los que tendrás que pagar sí o sí, y piensa que ese coste es la base de todo presupuesto «serio» que te den por una página web.

Dominio – Un nombre de dominio es clave para que tu negocio empiece por buen pie, huye de las extensiones «raras» o gratuitas tipo .info, .tk… Un dominio con la extensión .com tiene un coste medio de unos 10€ al año (dependiendo del registrador que elijas) incluso puedes conseguirlo por mucho menos el primer año si eliges Godaddy que ahora mismo tiene una oferta de $0,99 el primer año!

Desde 10€ al año

Hosting – Ahorrar en hosting es como ahorrar en neumáticos del coche, si tienes un coche con 650 cv de potencia y le compras los neumáticos chinos del Carrefour pues mal futuro te auguro. Vale tienes una web súper currada, unos textos de escándalo … Pero resulta que tarda 10 segundos en cargar y 9 de cada 10 usuarios la abandonan antes de ver nada, estás desperdiciando todo el tiempo que invertiste en la web por ahorrar unos pocos de euros al año.

Entre 50 – 100€ al año, dependiendo claro del tráfico que mueva tu web.

Themes – Dejará el aspecto y diseño gráfico de tu web lo más cercano a lo que buscas, porque si quieres algo desde cero totalmente adaptado y personalizado los precios se irán muy por encima de los 80€.

Unos 50 – 80€ si lo compras en marketplaces grandes como Themeforest, si te lo hacen a medida pues bastante más.

Plugins – Muchos son gratis, pero aún siendo gratis la mayoría tiene opciones de pago que los hacen más potentes o deslimitan algunas funciones, si te tomas tu negocio en serio no deberías perder oportunidades por ahorrar unos euros.

Unos 10 – 30€ por plugin, varía mucho porque los hay de pago único y de pago mensual.

Certificado SSL – Crear un canal de comunicación seguro entre tu cliente y tú, además Google valora positivamente a las webs con HTTPS y si tu web es un ecommerce, el certificado SSL es 100% obligatorio.

Unos 10€ / año por dominio, si tienes más de un dominio puedes coger uno de múltiples dominios y será más económico.

Textos – El contenido es el «alma» de tu página web, una web con el mejor diseño del mundo, pero sin contenido de valor no aportará nada a los usuarios. Crear buen contenido lleva mucho tiempo, sin duda serás el que conozca más tu negocio, pero eso no significa que sepas transmitirlo bien o que sepas las «reglas» que deben cumplir los textos para que Google los tenga en cuenta (párrafos cortos, negritas, sinónimos, títulos bien jerarquizados, etc …).

Un texto de unas 10.000 palabras puede costar entre 100€ – 200€ dependiendo del redactor.

Como ves para empezar una web, entre 220€ y 330€ como mínimo tendrás que gastar para empezar, y eso haciéndolo por tu cuenta, porque de otra forma habría que sumar las horas de trabajo en preparar todo.

 

Factores que afectan al precio de una web

Hay muchos factores que pueden afectar / condicionar el presupuesto de una página web, pero esos escapan a la objetividad y no podríamos hacer una estimación de lo que puede variar el precio, de cualquier forma te dejo algunos listados para que los tengas en cuenta.

Tiempo – No son pocos los profesionales que incrementan sus tarifas según el tiempo de entrega del proyecto, si en vez de hacer 50 horas en 3 meses, hay que hacerlas en una semana, seguramente te toque echar horas extras y pasar más horas en la oficina por lo que si el cliente necesita el trabajo terminado con urgencia llevará un sobre coste. Si quieres ahorrar en el desarrollo de tu página web la urgencia no es un buen compañero de viaje, eso sí, esto no significa que no se cumplan con los plazos de entrega pactados.

Exclusividad – ¿Quieres hacer un ecommerce con 10 productos? Sin problemas, el desarrollador seguramente ya tenga medio camino hecho, ya habrá desarrollado anteriormente otras tiendas y podrá reaprovechar muchos elementos que necesites como configuración de plugins, plugins a instalar, código fuente para modificar algo, herramientas para cargar productos, etc … Ahora bien, si lo que necesitas es una página que muestre la cotización del BTC y según si sube o baja te mande un correo, o te ponga música celestial de fondo, pues eso ya hay que hacerlo a medida desde cero.

Freelance o agencia – Normalmente una agencia te va a dar un precio más elevado que un freelance o autónomo, y tiene mucho sentido, imagina que una agencia tiene que pagar el sueldo de 10 empleados, el alquiler de un local de 150 metros cuadrados, la compra de 10 equipos, etc… el precio de mantener una agencia es mucho mayor. Ahora bien, a cambio, en el proceso de creación de tu web pueden participar dos diseñadores expertos, tres programadores, dos SEOs y 3 redactores.

En cambio, un freelance o autónomo, suele ser un poco un hombre orquesta, es decir, sabe un poco de todo y para los temas más complejos puede ser que subcontrate los servicios, estás en manos de una sola persona, algo que no tiene que ser de por sí malo, porque existen grandes profesionales, pero es algo a tener en cuenta.

También, de forma general, con un freelance o autónomo sueles tener un trato mucho más cercano y personalizado que con una agencia donde trabajan mensualmente con 50 clientes distintos y no dejas de ser un cliente más, es decir, la implicación con tu proyecto puede ser menor.

Reputación de la agencia / freelance – Pasa como en cualquier ámbito profesional, si la marca tiene una reputación seguramente se permitan dar precios más alto, un precio más alto no siempre tiene que significar mayor calidad, pero la reputación se gana a pulso, una empresa o profesional recomendado tiene unas mínimas garantías de que va a terminar un trabajo bien hecho.

Servicios que vas a necesitar – Sistema de reservas, sistema de enseñanza (LMS), intranet… Como hemos visto más arriba, no es lo mismo que necesites una simple página de empresa, donde mostrar tus servicios y forma de contacto que una web que ofrezca una funcionalidad más compleja, como un sistema de reservas de habitaciones por ejemplo.

Ecommerce – Un ecommerce es una de las características que van a hacer que el precio de tu web se eleve considerablemente, y si son unos profesionales y hacen un trabajo bien hecho más todavía, y te comento.

El hecho de crear un ecommerce, no se limita en instalar un software de ecommerce como Prestashop o utilizar un servicio de tiendas online como Shopify, es mucho más, hay que planificar una estrategia, diseñar una página de ficha de producto que convierta bien, unas categorías que posiciones, un buscador eficaz que permita encontrar los productos rápidamente… por no hablar de los datos, si el cliente ya tiene previamente 2000 productos en un catálogo, imagina el trabajo de volcar todos esos productos a la tienda con textos, títulos, precio, referencia… y fotos! No sería el primer cliente que me dice que no tiene fotos de los productos… ¿cuánto valorarías tu tiempo para hacer fotos de catálogo a 2.500 productos?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba